PROYECTO A ESTUDIO DEL PARLAMENTO

INAC apoya que las carnicerías del interior hagan chorizos

Por razones del negocio y a pesar de los “riesgos higiénicos”.

Titular de INAC dijo que formas de consumo “cambian” y carnicerías deben aggionarse. Reuters
Titular de INAC dijo que formas de consumo “cambian” y carnicerías deben aggionarse. Reuters

Hace varios años se viene discutiendo en el Parlamento la aprobación de una ley que permita a las carnicerías del interior del país elaborar productos embutidos. Hoy hay tres proyectos en ese sentido en la Comisión de Ganadería del Senado, y recientemente el Instituto Nacional de Carnes (INAC) apoyó que se avance, aunque puso algunos reparos sobre los controles y la implementación.

En 2018 la Cámara de Representantes votó una iniciativa para permitir la elaboración de embutidos a las carnicerías del interior, pero además la Comisión del Senado tiene a estudio otro proyecto que remitió luego el Poder Ejecutivo con algunas modificaciones, y otro del senador oficialista Daniel Garín.

“Estamos de acuerdo con que se avance” para habilitar a las carnicerías fuera de Montevideo a fabricar productos embutidos, dijo el presidente del INAC, Federico Stanham. Los embutidos artesanales son típicos de comercios del ramo del interior, no así de Montevideo donde las carnicerías no suelen contar con abasto propio.

Compartió la visión dada por la Unión de Vendedores de Carne. Señaló que “están cambiando los hábitos de consumo” y “los carniceros encuentran que su actividad se va limitando”, por lo que “es necesario agregar valor a los productos que venden”. La habilitación para elaborar chacinados “les facilita (a las carnicerías) aggionarse para no perder espacio en el consumo interno”, agregó.

Stanham sostuvo que “es necesario estimular a los artesanos (del rubro) para que diversifiquen su oferta de productos, incluso tomando algunos riesgos higiénico-sanitarios importantes como los vinculados con estos productos tan especiales”.

Hace unas semanas, el presidente de Frigorífico Centenario, Enrique Goldwasser, criticó esta iniciativa. “Autorizar la elaboración de chorizos en las carnicerías del interior del país es fomentar el abigeato y la faena clandestina”; se presta a que en algunos casos “se utilice carne de dudoso origen que no ofrece garantías sanitarias a los consumidores”, dijo a El País.

En su comparecencia en el Parlamento, el presidente del INAC recordó que este tema es analizado desde hace varios años, en grupos de trabajo que han incluido a representantes del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y las intendencias. Por eso, sostuvo que detrás de la opinión del INAC “hay mucho tiempo técnico de trabajo cubriendo todos los aspectos que esto involucra, desde la inocuidad hasta los temas regulatorios, sancionatorios, impositivos y demás”.

Pese a apoyar el espíritu, Stanham expresó que el proyecto aprobado por la Cámara de Diputados tiene ciertos “problemas jurídicos” y “también generaría serios inconvenientes para poder ejercer una fiscalización como la que amerita” el tema. Explicó a los legisladores que la propuesta enviada por el MGAP soluciona esos aspectos.

Uno de esos puntos, detalló que es la medida de impedir la venta de los embutidos elaborados por las carnicerías del interior a distribuidores, para que no compitan con industrias instaladas. Advirtió que no conviene ser “tan limitativos” por los constantes cambios que hay en las formas de comerciar los productos, y pidió dejar el tema para la futura reglamentación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)