EFECTOS CLIMÁTICOS

Las lluvias dañan cosecha de arroz y rinde será menor

En el Norte, sobre todo, asombra el efecto de El Niño.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rendimiento: No se llegará a 6.500 kilos por hectárea según ACA. Foto: AFP

El fenómeno climático conocido como El Niño que trajo lluvias al país afectó a la productividad del cultivo de arroz y de hecho ya se están viendo rendimientos menores a lo esperado.

En el caso de la chacras ubicadas en el Norte, la cosecha viene incluso con rendimientos muy por debajo a lo esperado. "Se veían chacras con más optimismo, pero es asombroso el daño que causó el efecto del Niño en esas zonas", dijo el presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), Ernesto Stirling al programa Amaneciendo con el Campo de radio Carve.

Stirling dijo que es difícil estimar los rendimientos promedios de arroz si no se ha completado el 50% de la cosecha, pero se prevén alrededor de 10 bolsas menos por hectárea con respecto al año pasado. "No se va a llegar ni cerca a los 6.500 kilos por hectárea y es una preocupación que estamos teniendo, pero esperamos que mejoren los rendimientos en lo que resta de la cosecha", indicó.

En esta zafra se plantaron unas 162.000 hectáreas con arroz, por lo que el cultivo perdió área frente al ejercicio agrícola anterior. En la zafra pasada se plantaron 170.714 hectáreas de arroz, con un rendimiento promedio 7.887 kilos por hectárea y una producción global de 1.345.685 toneladas del cereal.

Semanas atrás, el vicepresidente de la ACA, Hernán Zorrilla había dicho a El País que "los resultados de las primeras chacras son erráticos porque puede haber buenos rendimientos o regulares, pero en esta primera etapa se sabe que pueden aparecer algunos problemas en los rendimientos".

Ahora, más avanzada la cosecha se empiezan a ver más problemas.

En Tacuarembó la cosecha de arroz se inició más tarde, en marzo aproximadamente, y las primeras chacras también sufrieron los efectos del Niño con rendimientos bajos. "Recién ahora se están elevando los rendimientos, que son las chacras sembradas en octubre y noviembre, y se espera que sean mejores a los que se están obteniendo", resaltó Stirling.

La actual fue una zafra difícil dominada por un año Niño que generó que alrededor del 80% del cultivo se plantara fuera de las fechas óptimas.

En el Este del país el panorama es más alentador. "Los arroces fueron sembrados más tarde, cerca de octubre y noviembre, y no sufrieron tanto los efectos de las lluvias. Hoy se ven chacras con buenos granos", destacó.

Stirling dijo que hasta el momento se están haciendo las primeras cosechas y los rendimientos son mejores y más parecidos a los del año pasado. "Hay que ver cómo se comporta el clima hasta terminar la cosecha; esperamos que las lluvias no impidan la pérdida de calidad y granos por los efectos de vuelco", señaló.

Otro problema que enfrenta esta zafra es el de los mercados. A diferencia de otros años, aún va quedando algo de arroz de la zafra pasada por colocar y eso dificulta que molinos y productores negocien el precio definitivo.

Se espera por una misión comercial a Irán en abril, un destino tradicional para el arroz uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)