Principales mercados y competidores suman acuerdos

Mercosur puede quedar con las manos vacías

Los principales proveedores de alimentos del mundo como EE.UU., Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Malasia están buscando mejores condiciones de acceso a los mercados más importantes del mundo como Japón, China e India.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carne: van 18 cortes de alto valor, con edad animal certificada mediante trazabilidad.

Pueden citarse tres negociaciones que podrían cambiar el mapa del comercio internacional: las del Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP); un Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) que reúne a 12 países de América Latina, América del Norte, Asia y Oceanía, y una Asociación Económica Regional Integral (RCEP) entre los 10 países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), Australia, India, Nueva Zelanda, China, Japón y Corea del Sur.

Se calcula que el TTIP cubrirá el 50% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y el 30% del comercio mundial, mientras que hoy la Asociación Transpacífico representa el 40% del PIB mundial y el 33% del comercio. Con la posible adhesión de China, este último acuerdo sumará más del 44% del comercio mundial.

Estas iniciativas suman algo mas del 70% del comercio agroindustrial del mundo.

La estructura jurídico-administrativa del Mercosur impide actualmente a sus países realizar acuerdos por fuera del mercado común en forma independiente. Esto trae no pocas disidencias entre sus socios.

El año pasado, cuando la Confederación Nacional de Agricultura (CNA) estaba presidida por Kátia Abreu —que hoy esta al frente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil—, la entidad difundió el documento "Qué esperamos del próximo presidente 2015-2018", en el que solicitó al nuevo gobierno que "defina una estrategia de política comercial clara y objetiva que resguarde la autonomía de Brasil para negociar acuerdos comerciales de manera independiente del Mercosur". El documento agrega: "A lo largo de la historia, el Mercosur realizó acuerdos poco ambiciosos de preferencia comercial con Israel, India, Egipto, Palestina y la Unión Aduanera del Sur de África. Considerando el comercio intra-bloque y sumando además los acuerdos del Mercosur con Colombia y Chile, todos esos mercados representan menos del 10% del comercio mundial".

El presidente de la CNA, João Martins da Silva Júnior dijo que "hoy el Mercosur es un impedimento para el acuerdo", dijo João Martins en referencia a las negociaciones comerciales bilaterales emprendidas por el bloque sudamericano con la Unión Europea (UE).

La UE realizó acuerdos comerciales con 63 naciones y tiene en negociación tratados con otros 86 países más. Los EE.UU. están negociando dos mega-acuerdos: uno con la UE-27 y otro en el Acuerdo Trans-Pacífico (TPP).

Los nuevos tratados de libre comercio son, sin dudas, una amenaza para los países del Mercosur ya que comprenden a los principales mercados mundiales actuales y futuros por un lado, y también a los principales competidores.

El riesgo del llamado "mega regionalismo" para la agroindustria argentina, uruguaya, paraguaya y brasileña es perder competitividad relativa frente a las ganancias que puedan obtener sus competidores. Quedar en una suerte de liga menor frente a jugadores de ligas superiores.

Un estudio de factibilidad elaborado por el INAI analiza el impacto sobre las exportaciones agroindustriales de los países del Mercosur de una eliminación de los aranceles de la UE para las importaciones de los EE.UU., combinada con una reducción de 50% de las barreras no arancelarias.

Como consecuencia de las mejores condiciones de acceso obtenidas por EE.UU., las exportaciones agroindustriales argentinas a la UE registrarían un descenso de US$ 547 millones (-6,7%). La mayor parte de este retroceso estaría explicado por los envíos de carne bovina deshuesada fresca, refrigerada y congelada, que caerían 87% y 42% respectivamente.

Dado que la carne bovina es uno de los productos más afectados, el impacto más importante se observa en Uruguay, puesto que este producto representa una proporción importante de las exportaciones uruguayas al mercado europeo.

¿Qué pasaría en cambio si la UE eliminara aranceles para los socios del Mercosur? Dado que en este escenario se consiguen mejores condiciones a expensas de los competidores, las exportaciones del Mercosur a Europa se incrementan un 21,2%.

El principal ganador en valor es Brasil, con un incremento del comercio de US$ 4.595 millones adicionales exportados, mientras que Uruguay percibe el mayor aumento porcentual: 46%. EN BASE A LA NACIÓN / GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)