El SUL, MGAP y Frigorífico “San Jacinto” preparan detalles

Nueva tanda de corderos del compartimento a faena

El Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), conjuntamente con Frigorífico San Jacinto, comienzan a preparar la segunda faena de entre 750 y 1.000 corderos que hoy están en el compartimento ovino de alta seguridad de Cerro Colorado, precisamente en el Campo Experimental "Dr. Alberto Gallinal".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los corderos del compartimento ovino tienen trazabilidad individual. Foto: JBM

"La meta es programar la faena en el corto plazo, a más tardar en mayo, cumpliendo con todas las normas de bioseguridad que se delinearon siguiendo la figura del compartimento ovino", adelantó a El País el Jorge Bonino Morlán, coordinador del compartimento ovino del SUL y delegado de Uruguay en la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) desde hace más de 20 años.

El compartimento ovino de Uruguay es el primero en el mundo y se ampara en el código zoosanitario de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE); incluso fue auditado por el presidente de la Comisión de Código del organismo, Alex Thiermann. Hasta ahora se había aplicado la medida del compartimento en aves y cerdos, pero nunca en ovinos.

Esta herramienta fue desarrollada por Uruguay buscando destrabar el ingreso de carne ovina con hueso en EE.UU., México, Canadá y también se apunta a la Unión Europea, entre otros potenciales destinos donde el producto vale mucho.

Al igual que la primera, será una faena especial, donde además de los estrictos controles que lleva una faena normal, se desarrollan certificaciones y controles agregados, con lectura previa de los animales, transporte en camión precintado y otra serie de acciones que brindan garantías extras a los compradores de esa materia prima.

Bonino adelantó que se compraron otros 1.400 corderos para desarrollar una nueva invernada en el compartimento de Cerro Colorado, cumpliéndose con la trazabilidad, el registro, los sangrados y una vez que dieron negativo, se les aplicó un plan de sanidad especial que se hace en estos animales.

"La meta es tener los corderos siempre disponibles por si viene alguna misión o para hacer alguna faena específica cuando se logre la apertura de mercados. Mientras tanto, se continúa recabando información que siempre es de utilidad para transmitirle a los productores y para que en un futuro, se pueda repetir otro compartimento en otro lugar. Todos los días se ajustan detalles, para facilitar la información y hacerla más confiable aún de lo que es. El MGAP sigue auditando y colaborando", destacó el profesional a El País.

Bonino también consideró que un paso clave es que las autoridades políticas "hagan sus acciones para abrir los mercados para los cortes ovinos con hueso (principalmente Estados Unidos, México y Unión Europea).

En la próxima sesión general de la Asamblea de Delegados de la OIE —compuesta por más de 170 países miembros— se tratará de insistir con reuniones bilaterales con algunos países en los que Uruguay puso foco, a fin de dinamizar la discusión técnica, ya no tanto con Estados Unidos, sino también, comenzar a trabajar más al firme con la Unión Europea".

En el marco de esas reuniones, los contactos bilaterales sirven para despejar dudas e intercambiar puntos de vista que luego faciliten la discusión de los protocolos sanitarios previos a la apertura del mercado.

El compartimento ovino desarrollado por Uruguay, por ser único en el mundo, despertó el interés de varios países e incluso, el director general de los Servicios Ganaderos, Francisco Muzio, desarrolló algunas charlas técnicas en seminarios de alto nivel, contando la experiencia.

La meta es brindar garantías adicionales que prueben la inexistencia del virus causante de la fiebre aftosa, porque el ovino no se vacuna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)