Rurales

El PIB agropecuario aumentó 1,6% en un año muy complejo

Mercados, precios y clima conspiraron contra las exportaciones del sector.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La forestación fue el rubro que más creció por la exportación y celulosa.

Sorpresivamente el Producto Interno Bruto (PIB) de la agropecuaria uruguaya tendrá un crecimiento de 1,6% y continuaría creciendo en 2016 en torno a 0,7%, según la proyección de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa).

El crecimiento que se estima para el cierre de 2015 es superior al esperado un año atrás y deja un balance positivo en un año donde los precios de los commodities cayeron a nivel mundial y varios de los habituales mercados para los productos uruguayos o desaceleraron su crecimiento o sufrieron problemas económicos.

"Es un desempeño destacado, principalmente si consideramos todas esas señales de precios negativas. Sin duda es un año donde cambiaron los fundamentos y los empresarios en el agro adaptaron sus decisiones que reflejan un año de cierre con un nivel de actividad, con descensos muy tenues en los niveles de producción", aseguró el director de Opypa, Mario Mondelli, en el marco de la presentación de los resultados junto a la analista Ángela Cortelezzi. En el corto plazo no es esperable que los precios internacionales repunten y en este sentido, para Uruguay continuar mejorando la competitividad respecto a los demás países productores de alimentos y competidores, será un desafío importante para las cadenas agroindustriales.

Los analistas de Opypa esperan una recuperación de la economía mundial y del comercio, apuntalada por las economías avanzadas.

En el año que está finalizando, "algunos de los principales destinos de las exportaciones agropecuarias uruguayas perdieron participación respecto a 2014 con lo que fue el desempeño acumulado enero-noviembre de 2015", explicó Cortelezzi. En ese sentido, explicó que pierden participación la Unión Europea, China, Brasil y Rusia. Contrariamente gana participación Estados Unidos y otros mercados que son numerosos destinos más pequeños y pasan de 10% del total de las ventas a 21%.

Según el análisis de Opypa, aún en este año complicado climáticamente y por la baja de precios internacionales —menos en la carne bovina—, la agricultura y silvicultura crecerían 1,7% cuando el año pasado habían cerrado con una caída de 2,85% (para 2016 se prevé una caída de 0,44%); la pecuaria crecerá 1,60% cuando el año pasado había crecido 4% y el PIB agropecuario pasó de un crecimiento de 0,97% en 2014 a 1,6%, pero desde Opypa se espera que suba 0,74% el año que viene. Analizando cada sector, las exportaciones de madera crecerán 26% en valor, impulsada por las ventas de celulosa que aumentarían 40%.

En agricultura se sintió la menor área en cebada y sorgo de grano seco, pero hubo rindes históricos en arroz y maíz. En soja cayó el rinde promedio, pero superó 2.300 kilos por hectárea y eso sugiere un salto estructural. En trigo y cebada hubo dificultades en las ventas por menor calidad. En consecuencia, las exportaciones agrícolas tendrían reducción, con descenso en todos los cultivos tanto por menores precios como por menores volúmenes.

En carne vacuna aumentó la producción 1,15 millones de cabezas en pie. Según Opypa, el último ejercicio fue el de mayor producción de la serie 2006/07 a 2014/2015. La faena subió 8% con algo más de 2,2 millones de bovinos. El precio del novillo gordo y la reposición mantuvieron tendencia creciente a lo largo del año y no hubo grandes liquidaciones de stock pese a la fuerte incidencia de la sequía, mostró el análisis.

Los lácteos tuvieron la coyuntura más difícil por caída de precios internacionales, sequía y el mercado venezolano. La remisión de leche a planta cierra 2,5% por debajo de 2014. Las exportaciones de lácteos cayeron 25% por menor precio y menores volúmenes, menos en leche en polvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)