ESPECÍFICOS

La polémica por el uso de Ethion

La cadena productivatiene que saber los daños que provoca la presencia de residuos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Presidente. José Mantero impulsa el uso responsable de fármacos. Foto: Francisco Flores.

Los hechos (devolución de contenedores con carne) que pasaron a partir del Ethion —principio activo utilizado para controlar la garrapata y la mosca de los cuernos— nos tienen que servir a todos. Hoy día, los cambios en los niveles de residuos son periódicos y lo seguirán siendo a futuro", alertó el presidente de la Cámara de Especialidades Veterinarias (CEV), José Mantero. La aparición de residuos en de este principio, el más usado en el combate a la garrapata, en la carne, generó este año, rechazos en Estados Unidos de algunos contenedores con carne vacuna uruguaya. Mantero consideró que "toda la cadena productiva tiene que estar consciente de lo qué es un residuo, de los cambios, de cómo utilizar un producto y de las buenas prácticas de uso de los productos". La CEV está compuesta hoy por 36 empresas activas y otro grupo que en conjunto suman 76 empresas.

La prueba científica que intenta establecer el tiempo máximo para evitar residuos de Ethion en carne, donde está participando la CEV, el Ministerio de Ganadería (MGAP), Grupo Marfrig y la Facultad de Química ya lleva cinco faenas de animales que fueron bañados tres veces con el principio activo, para luego de respetar los tiempos de espera establecidos en las etiquetas, ser enviados a faena.

¿Cuáles son los resultados hasta ahora?

—Inicialmente los resultados eran esperables, daban por encima de los nuevos límites de Ethion (el nivel es cero), pero algo que tenemos que recalcar y ya es una conclusión de la prueba, es que el tiempo de espera que se manejaba en Uruguay, cumplía ampliamente con los requisitos que había anteriormente. Todos los niveles de Ethion que se detectaron dentro de los 15 días que era el tiempo de espera, eran bastante más bajos del límite máximo de residuos que existía.

—¿Puede profundizar?

—El MGAP maneja tiempos de espera y tiene los parámetros para asegurar que los tiempos de espera cumplen con los límites máximos de residuos que se manejan en Uruguay. Esa es la conclusión que el trabajo aporta, la seguridad y la certeza que lo que se está haciendo está bien y que son datos seguros los que se manejan en los productos veterinarios.

—¿Quiénes participan en la investigación?

Por la CEV intervienen nueve empresas. El MGAP habilita todas las etapas de la prueba, los baños, la adjudicación de los baños, baña los animales, retira las muestras del frigorífico y las lleva a Facultad de Química que las analiza. La cámara gestiona toda la parte administrativa y de logística, pero no toca las muestras. Es un proceso totalmente transparente. El grupo Marfrig colabora en todas las etapas, facilitando los fletes de ganado, la planta frigorífica, etc.

¿Está definido cuántas faenas se harán?

No lo está. Estamos cercanos a las últimas, pero eso lo determinarán los valores que se obtengan de la faena que se hizo esta semana (el miércoles en la Unidad Productiva de Marfrig en Salto). En la penúltima faena los resultados bajaron bastante abruptamente y por eso, si la curva de descenso se mantiene, esperamos que en esta semana o la próxima esté el límite de faena. Estamos previendo que lo que pasó con el Ethion no vuelva a pasar, que es algo bastante difícil, pero tanto el MGAP, como la industria y la CEV, está tratando de preverlo a todo nivel. Luego, cuando se resuelve, la adaptación al cambio debe ser inmediata a todo nivel.

—¿Cómo está cerrando el año en cuanto a ventas de específicos veterinarios?

—El ejercicio económico no está cerrado pero fue un año donde hubo un descenso en las ventas. Según las cifras de la CEV la caída en las ventas estará entre 15% y 20%.

—¿A qué se debe el descenso?

Creo que hay varios factores que afectan. Todos los que estamos dentro del proceso productivo y vendemos servicios, productos o insumos, también sufrimos las consecuencias y las incertidumbres que a veces se generan desde la etapa primaria de la cadena. Eso se dio en este año, sumado a que desde el punto de vista climático hubo variaciones que no ayudaron al concepto de usar algunos productos en función del clima. A su vez, venimos sufriendo contrabando desde un año y medio.

—¿Creció ese ingreso ilegal de específicos?

En caso de Argentina, desde al año pasado, al no tener un dólar paralelo, el contrabando se suavizó en un grado importante, pero hay productos. Desde Brasil tenemos algunos productos donde hay diferencia. Brasil, además, tiene un mercado de productos no registrados o de mercado paralelo muy importante. Ese mercado ilegal tiene precios muy bajos que sumados al tipo de cambio, en algunos rubros llegó a afectar fuerte las ventas.

—¿Qué diría a quien se ve tentado por ese comercio ilegal?

El MGAP es muy cauto y muy exigente cuando registra un producto y a veces países vecinos tienen mercados diferentes, objetivos distintos y necesidades que no son las mismas que en Uruguay, lo que hace que aquí el uso de algún producto esté más restringido. Cuando alguno trae productos de otros lados, seguro que eso lo desconoce.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)