Viticultura será la primera en estar georeferenciada

Uruguay apuesta a mostrarle al mundo el país del Tannat

Uruguay será el primer país vitivinícola georeferenciado del mundo, atributo que se sumará a la calidad de sus vinos y al prestigio que gozan sus marcas, donde en estos últimos 20 años se lograron más de 800 medallas en concursos especializados de Francia, que suman a los logros en otras naciones de elite.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Embajador de Francia Sylvayn Itté junto a Estela de Frutos y José María Les de Inavi. Foto: F. Flores

En la edición del concurso Vinalies 2015, los vinos uruguayos se ubicaron en tercer lugar entre los 3.500 vinos de 40 países que participaron.

El presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, José María Les, en el marco de la celebración de dos décadas de premiación de los vinos uruguayos en el concurso Vinalies de Francia —actividad organizada por la Embajada de Francia en Uruguay—, aseguró que la georeferenciación, "es un valor para el sector productivo y para el país" y destacó que "se le dará un enfoque de cadena productiva, donde desde el pequeño productor, hasta el más grande, pasando por toda la línea de producción del producto, donde los grandes desafíos se logran en forma de país".

El jerarca, aseguró que Uruguay está entre los tres países que tienen premiaciones en concursos con las características de Vinalies y "eso nos llena de orgullo".

A partir de los '90, Uruguay le mostró al mundo que estaba en condiciones de elaborar vinos de altísima calidad, utilizando como buque insignia la cepa francesa Tannat, adaptada y arraigada a las condiciones productivas uruguayas.

Desde sus comienzos, la viticultura uruguaya adoptó el modelo francés y desde entonces, las cooperaciones en lo intelectual, en lo profesional y en el intercambio tecnológico con ese país, han sido fundamentales.

"El mundo es muy competitivo, seguimos ganando medallas y nos toca el gran desafío de ocupar con una botella más la mesa del consumidor en el mundo", afirmó Les.

En el Inavi, donde está representado el Ejecutivo, los viticultores y los bodegueros, se viene trabajando arduamente para lograr un mejor posicionamiento de los vinos uruguayos en el mundo, incluso luchando contra países que son muy fuertes en viticultura como España, Portugal o Chile. "Se vienen grandes desafíos a nivel comercial", adelantó el presidente de Inavi.

Por su parte, el embajador de Francia en Uruguay, Sylvayn Itté, recordó que el vino forma parte de la identidad de los franceses, de su cultura y de su historia. "La viticultora es un puntal esencial de la economía francesa, es un sector que supo conjugar el conocimiento y la experiencia adquirida a través de los siglos con las técnicas más innovadoras. Hoy Uruguay ejerce una gran tradición en el rubro de la vitivinicultura", dijo el diplomático.

Francia aporto mucho en el trabajo de fortalecimiento de los vinos uruguayos y mantiene con Uruguay una fuerte cooperación en la enseñanza agronómica y en la investigación.

Luego de cada edición del concurso Vinalies se edita una guía en la que se destacan los mejores vinos del mundo; en esa guía figuran varios vinos uruguayos. Por eso, Itté felicitó a las bodegas uruguayas que han participado en estos años en el concurso francés y al Inavi, por su política de promoción y mejoramiento de los vinos uruguayos. Se presentaron varios de los vinos que fueron premiados en el concurso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)