INN CONTENT PARA SADAR

Sadar se pone eléctrico y apunta al sector logístico urbano

La empresa incorpora una gama de vehículos eléctricos BYD y el primer camión del país con esta tecnología.

Santiago Guelfi, director general de Sadar, junto al camión eléctrico de BYD, el T6.
Santiago Guelfi, director general de Sadar, junto al camión eléctrico de BYD, el T6.

Supongamos que una empresa realiza 150 km al día entregando mercadería por la ciudad en un camión. A un rendimiento promedio de 3 km por litro, y con el precio del gasoil a $40,4, cada jornada significaría para esa empresa un costo de $2.020 en combustible. Con el uso de un vehículo eléctrico, este gasto se reduciría a $220, que es el costo de cargar la batería con la tarifa triple de UTE.

Esta ecuación refleja el argumento detrás de la última acción de Sadar. La empresa representante de Peugeot y otras cinco marcas amplió su catálogo con la gama de vehículos eléctricos BYD que incluye un city car, una SUV, dos utilitarios y un camión de mediano porte.

“BYD es el fabricante número uno de eléctricos del mundo, y está realizando un ambicioso proyecto de expansión hacia aquellos mercados con beneficios fiscales para esta clase de productos, como es el caso de Uruguay”, explica Santiago Guelf, director general de Sadar.

Con esta nueva flota Sadar apunta a particulares, pero también a las empresas de transporte y logística a nivel urbano. Para ellas ofrece dos utilitarios: el furgón T3, con una capacidad de carga de 700 kg, y la minivan M3 de siete asientos. Estos ya fueron incorporados por Ricoh, Sanitaria Patrón, y la rentadora de autos DYP en sus operaciones.

A estos se suma el T6, el primer camión eléctrico del país, con una capacidad de carga de 4000 kg. La empresa Mirtrans está adaptando este vehículo para utilizar en el reparto de productos Unilever, y pronto estará circulando pos las calles de Montevideo. Sadar también está negociando con una empresa importante del sector bebida para incorporar una segunda unidad.

Si bien son productos más caro s que sus pares a combustión (los utilitarios van a partir de US$46490), el beneficio está en el ahorro a largo plazo. El uso de electricidad reduce en un 90% el gasto en combustible, y a esto se deben sumar los beneficios fiscales: exoneración de la tasa arancelaria y del pago de la patente, el retorno de entre un 30% y un 40% del IRAE por la ley de promoción de inversiones y los beneficios económicos derivados de los certificados de eficiencia energética del MIEM. Utilizando correctamente los beneficios, se estima que esta clase de inversión logran un repago en menos de un año.

Un último ahorro está en el mantenimiento. Sadar ofrece una garantía de ocho años o 500.00 km por la batería, y el service tiene un precio fijo de US$ 170, realizándose una vez al año o cada 12.000 km. Este gasto se triplica en el caso de un vehículo a combustión. 

Los mitos eléctricos

Según Guelfi, hay mitos respecto a los eléctricos que se deben romper, como que se pueden quedar sin batería o son difíciles de cargar. En el caso de los utilitarios M3 y T3, tienen una autonomía de 300 km, lo que es más que suficiente para un día de trabajo, y su batería se alimenta en estaciones de carga eléctrica como las de UTE o un WallBox, un cargador que se instala en cualquier hogar, oficina o depósito.

Su tiempo de carga es de cuatro horas, y para el año que viene Sadar tiene previsto importar cargadores extra rápidos que completan la tarea en una hora y media. En el caso del camión T6, su autonomía es de 200 km y viene con una batería de corriente continua de 120 kw/hora que se carga en una hora y media.

Otro mito es que ante el imprevisto de quedarse sin batería, no haya una estación cerca a la que recurrir. A través del plan Ruta Eléctrica, UTE lleva instalados sistemas de alimentación en 34 puntos de todo el país, y el objetivo es expandir esta red . Por otra parte, empresas como Zonamerica, Aeropuerto Internacional de Carrasco y Géant Parque Roosevelt incorporaron puntos de carga en sus estacionamientos, y lo mismo están haciendo otros negocios menores.

Para las próximas semanas, la estrategia de Sadar pasará por ofrecer distintos formato de prueba, para que empresas y particulares puedan familiarizase con el funcionamiento de estos vehículo y experimentar sus beneficios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados