Estudio

Los salarios altos, ¿aportan más en la vida laboral que la jubilación que perciben?

Un estudio en poder de la comisión de reforma jubilatoria analiza qué sucede con los trabajadores que ganan salarios altos y si sus aportes superan o no, lo que cobrarán como jubilación.

Jubilados: según el prestador que pague la jubilación, se podrá ver favorecido o que el ingreso está por debajo de los $ 12.300. Foto: Reuters
Jubilados: el mito indica que cobran menos de lo que aportan durante su vida laboral, ¿pero es real?. Foto: Reuters

Una nota técnica que recibió la Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS), que analiza una reforma jubilatoria, mostró que la relación entre lo aportado por un trabajador promedio que se jubila a los 60 años, 67 años o 70 años y lo que cobra luego como jubilación, es desequilibrada.

Pero, contrario al mito popular, el desequilibrio es que se aporta menos de lo que se percibe como jubilación. En el caso de un trabajador que decide retirarse a los 60 años, percibe de jubilación casi el doble ($ 1,96) por cada peso que aportó durante su vida laboral.

¿Por qué ocurre esto? El presidente de la CESS, Rodolfo Saldaín lo explicó en una entrevista con El País "es una cuenta muy simple: si durante 30 años se aporta algo menos de la cuarta parte del sueldo (aporte personal de 15% y patronal de 7,5%), no hay sistema que pueda permitirse dar un beneficio razonable durante 25 años luego de retirado".

No obstante, el estudio que tiene la CESS analiza otros aspectos. ¿Qué pasa con aquellos que reciben una jubilación mínima y qué sucede con los que tienen salarios altos?

Para el primer caso, se utiliza el supuesto de una persona que comienza a trabajar a los 20 años, durante el 75% de su vida laboral realiza aportes, se consideran dentro de esos aportes los patronales, considerando tablas de mortalidad dinámicas, y se supone una movilidad salarial vertical nula (el sueldo permanece constante durante toda la vida laboral en $ 19.000).

“Con esta historia laboral, cuando el trabajador alcanza la edad de retiro, su asignación de jubilación es menor al mínimo jubilatorio vigente (es decir es inferior a la jubilación mínima establecida por ley, actualmente                         $ 14.853,50), por lo cual percibiría un monto jubilatorio superior al que le correspondería de aplicarse las tasas de reemplazo legales”, indicó el trabajo.

Esta persona, jubilándose a los 65 años, cobra la pasividad mínima que equivale a $ 2,35 por cada $ 1 aportado durante su vida laboral, explicó.

“Se observa que los mínimos son un componente redistributivo del sistema que tiende a subvencionar proporcionalmente más a los salarios más bajos”, afirmó el estudio.

¿Qué pasa en el caso inverso, es decir en aquellos trabajadores con salarios altos?

Para ello “se considera un individuo con un nivel salarial constante en el tope de aportación del régimen mixto ($ 188.412 actualmente)”, explica la nota técnica.

En ese caso, si se jubila a los 60 años de edad, percibirá $ 0,86 por cada $ 1 aportado, si se jubila a los 65 años recibirá $ 0,78 por cada peso aportado y si se retira a los 70 años recibirá una jubilación equivalente a $ 0,69 de cada $ 1 que aportó, mostró el estudio.

Así, “un individuo que durante toda su trayectoria laboral aportó por el salario máximo de aporte recibiría jubilaciones por menos de lo aportado. Este es un caso que sirve para ilustrar cómo incide el aporte patronal en salarios muy altos”, señaló.

Sin embargo, “este resultado se debe relativizar ya que no se tiene en cuenta la pensión por sobrevivencia y la jubilación por invalidez, y porque, además, los trabajadores de ingresos muy altos tendrían esperanzas de vida mayores a la población promedio cubierta por BPS, por lo que si utilizáramos una tabla de mortalidad que capturase este efecto, la relación prestación-aportes sería diferente”, advirtió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados