ANÁLISIS

¿Cómo será la situación de los bancos uruguayos en 2020?

La calificadora de riesgo Moody’s realizó un análisis sobre el sistema bancario uruguayo en un informe al que accedió El País.

Bóveda de banco. Foto: Archivo El País
Se profundiza la tendencia a la dolarización por la baja del peso ante el billete verde. Foto: Archivo El País

Los préstamos de los bancos crecerán en 2020 y la suba del dólar contribuirá a los resultados de los bancos, si bien la rentabilidad disminuirá. Ese es el análisis que realiza la calificadora de riesgo Moody’s sobre el sistema bancario uruguayo en un informe al que accedió El País.

La agencia espera que los préstamos totales crezcan 8,7% en 2020. “La mayor parte del crecimiento crediticio se derivará de los préstamos en moneda local, que estimamos crecerán 12,5%”, indicó.

“Los préstamos a personas, particularmente para el financiamiento del consumo, impulsarán el crecimiento del crédito. Aunque todos los bancos en el sistema ampliarán sus libros de préstamos denominados en pesos por encima del crecimiento nominal del Producto Interno Bruto (PIB), los bancos privados competirán más agresivamente en ese segmento para aumentar la participación en el mercado”, proyectó Moody’s.

“Por el contrario, los préstamos a clientes corporativos, principalmente en moneda extranjera, probablemente aumentarán si la recuperación económica demuestra ser consistente, aunque esto solo puede ocurrir más allá del horizonte de perspectiva actual”, agregó.

El informe señaló que “los depósitos a la vista denominados en dólares seguirán siendo la principal fuente de financiación de los bancos, ya que se espera que el peso continúe depreciándose en los próximos 12 a 18 meses. La baja confianza en el peso impulsa la demanda de depósitos en dólares, independientemente de sus bajos rendimientos”.

Esa preferencia de los ahorristas, “contribuye a la rigidez de la estructura de financiamiento de los bancos uruguayos, que apenas ha cambiado en los últimos cinco años. A septiembre de 2019, los depósitos en moneda extranjera representaban el 76.8% de los depósitos totales y el 80.9% de los depósitos de los bancos privados”, agregó.

A su vez, “los estrictos controles de capital y la inestabilidad económica en Argentina reducirán el saldo de los depósitos no residentes en 2020 y, por lo tanto, el riesgo de que los bancos uruguayos enfrenten una rápida caída de los depósitos. En septiembre de 2019, representaron un modesto 8% del total de depósitos”, explicó Moody’s.

Según la calificadora, “la continua depreciación del peso contribuirá a los resultados de los bancos en 2020, como lo hizo en años anteriores. Las tenencias de los bancos de activos denominados en dólares resultan en ganancias que inflan las ganancias sin intereses. Al mismo tiempo, la exposición de los bancos a los activos en dólares mantendrá alta la volatilidad de las ganancias”.

“La rentabilidad disminuirá en 2020, ya que la competencia por los préstamos minoristas denominados en pesos reducirá las tasas de interés. Estimamos que el ingreso neto podría disminuir al 1,7% de los activos tangibles, frente al 2,4% en 2018”, añadió.

La calificadora hizo “un análisis de escenarios para evaluar la solvencia de los bancos tanto en un caso base como en un escenario altamente estresado y de baja probabilidad que es aproximadamente equivalente a un evento en 25 años”.

Agregó que “nuestros escenarios estresados muestran un impacto material con una disminución de 700 puntos básicos a una tasa de capital aún alta de 8,8%, principalmente debido a pérdidas en préstamos”.

“Si bien el desempeño de Uruguay está ligeramente por debajo de la mediana mundial, es el segundo mejor en la región. Esto se deriva del nivel de capital inicial relativamente alto en Uruguay y del hecho de que los préstamos, valores e inversiones representan solo el 68% del balance de los bancos uruguayos, en comparación con aproximadamente el 80% en promedio para otros sistemas”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados