TEMA DE ANÁLISIS

Suba en el precio del Bitcoin: ¿burbuja o fundamentos?

El precio de mercado del Bitcoin pasó de US$ 4.000 a US$ 17.000 en los tres últimos meses.

Bitcoin. Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Es una evolución que llama la atención, sobre todo por el contexto en el que los rendimientos de las inversiones son muy bajos. Por lo tanto, se despierta la duda si comprar es una buena decisión o si hay riesgos de que explote la burbuja.

La interrogante es qué puede suceder con el pasar del tiempo: puede suceder algo que tire por el piso la confianza en este activo o elementos que justifiquen una propuesta de valor que sostenga un precio razonable.

El Bitcoin fue pionero dentro de lo que se conocen como criptomonedas. Esto es sistemas de registros contables electrónicos que representan valores que se identifican con cada propietario. Se usa la palabra cripto porque combinan la criptografía con las tecnologías de base de datos distribuidas como blockchain.

Esta combinación de tecnologías se convierte en una innovación que promete grandes cambios. Hay expectativas de que sirva como medio de pago en el contexto del desarrollo del comercio electrónico a escala mundial. También hay expectativa que la forma de registro y transmisión de la información utilizada sirva para múltiples usos como archivo de registros de propiedad, historias clínicas, etc..

Tal es la euforia que despertó Bitcoin que se comenzaron a generar múltiples emprendimientos y desarrollos, tanto en su entorno como intentando crear sistemas similares. En la actualidad hay 1.345 criptomonedas que aparecen con cotización en las páginas web especializadas. También se crearon varios mercados de cambio y monederos para manejar estos activos con mayor facilidad. El dinamismo en este terreno es tal que en menos de un año ocurren cambios sustanciales en cualquiera de las cifras descriptivas que se elija.

Una característica de estos procesos de creación de nuevas empresas es que muchas van a morir en el intento. No alcanza con una buena idea y tampoco con un buen impulso monetario inicial. El desafío de generar una red que sostenga oferta, demanda y operaciones a escala suficiente como para que se desarrolle un sistema es muy grande.

En esta carrera, Bitcoin es el líder con más del 50% del valor de mercado, y el desafío para destronarlo es muy grande porque posee todos los elementos necesarios para crear una red que recién sus seguidores más inmediatos van alcanzando.

En este caso, el llamador es el precio que hace tan solo siete años era de US$ 0,06 y tiene una tendencia de aumento del precio exponencial, aunque con oscilaciones en el corto plazo.

La pregunta sobre si es una buena inversión es pertinente en estos momentos donde se conoce no solo la idea sino varios casos de gente que entró y con esa evolución de precios se están generando grandes ganancias contables.

Obviamente que son ganancias contables y su realización efectiva depende del precio al momento de salir del Bitcoin. Ese es el primer punto débil en nuestro país ya que las alternativas para utilizarlo como moneda son muy pocas.

Pero mientras exista gente que quiere ingresar y el precio suba más que los costos de compra-venta, hay chance de realizar una ganancia suculenta vendiéndolo a otra persona. El gran tema para el inversor mientras el precio muestra crecimiento es si salir o no de este sistema y realizar una ganancia o esperar.

Además de la avidez de los inversores que quieren entrar hay otro elemento que explica la evolución del precio y es la similitud que tiene el sistema de generación de Bitcoins con la minería.

Hay un techo en la producción y en la medida que se acerca el mismo, el costo de generar los Bitcoins es cada vez más alto. Hoy hay 16,7 millones de Bitcoins y el máximo que admite el sistema es de 21 millones. En forma automática, el ritmo de creación se va enlenteciendo año a año. Es la combinación de poca oferta con una demanda creciente lo que hace subir el precio.

Otra característica de esta inversión es la extrema volatilidad en el precio. Por tomar datos de diciembre, un día pasa de US$ 12.000 a US$ 14.000 y el otro a cerca de US$ 18.000 para bajar a US$ 15.000 dos días después. Difícilmente se utilice un activo con estas fluctuaciones de precio como moneda, en este contexto, el uso primario que tiene es la especulación.

Son todos elementos que se repiten en los varios episodios históricos de burbujas de precios. Siempre hay una racionalidad para explicar la suba de precios pero la realidad es que la única forma de hacer tangible la inversión es encontrar a otro que quiera ocupar el lugar del que quiere vender.

Los aumentos recientes se pueden justificar, pero no cabe duda de que son demasiado fuertes y aceleran los tiempos. Cuanto más crece el precio, más cerca se encuentra del momento en el que hay una corrida de salida o venta del activo "inflado".

En este mes se comienzan a habilitar los mercados a futuro del Bitcoin. Esto abre la posibilidad a la emisión de instrumentos financieros como los ETF (Exchange-Traded Fund) para dar seguimiento al precio en tiempo real.

También acercan el momento en el que sea posible tener posiciones vendidas en el activo y en ese momento se verá si los que piensan que el valor actual es desubicado están convencidos y juegan algunos pesos a esa chance.

Todos estos desarrollos permitirán reducir la volatilidad en el precio y hacer que la evolución del mismo sea más razonable. Si esto ocurre es posible que se llegue a concretar el uso de este registro contable como moneda en sistemas de pagos.

En ese caso se podría dar que el precio se justifique en dichos atributos o funciones y solamente en ese caso, los que compraron hoy tendrán la recompensa de que los Bitcoin acumulados sirven para pagar por sus cosas y mantuvieron el valor por el que fueron comprados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)