NEGOCIOS

Tesla niega que esté revisando a la baja los planes para su fábrica de baterías

El fabricante de automóviles eléctricos de lujo negó el jueves que esté revisando a la baja sus planes de producción en la planta Gigafactory de Nevada (EE.UU.), que tiene junto con Panasonic.

Autos eléctricos. La planta abastece de baterías a los vehículos de la marca.
Autos eléctricos. La planta abastece de baterías a los vehículos de la marca.

En un comunicado el fabricante señaló que "tanto Tesla como Panasonic siguen invirtiendo cantidades sustanciales en Gigafactory".

"Dicho esto, creemos que hay más posibilidades de aumentar la producción mejorando el equipo existente de producción que lo previamente estimado", continuó la empresa.

"Sin embargo -añadió-, por supuesto que seguiremos haciendo nuevas inversiones en Gigafactory 1 a medida que sea necesario".

De esta manera Tesla reaccionaba a las informaciones aparecidas en la prensa que apuntaba que la empresa y Panasonic estaban revisando los planes de expansión de Gigafactory, que está situada en la localidad estadounidense de Sparks y que produce baterías para los vehículos de Tesla, así como las unidades de almacenamiento doméstico PowerWall.

En la planta de Sparks también se producen otros componentes del Tesla Model 3; y la compañía ha indicado que podría utilizarse también para montar su nuevo vehículo, el todocaminos SUV Model Y.

Inicialmente estaba previsto que la planta, en la que se han invertido 4.500 millones de dólares, aumentase su producción un 50 % para 2020, pero las informaciones de prensa cuestionaron la vigencia de esos planes.

La planta ha captado una inversión de US$ 4.500 millones hasta el momento. 

En su nota, Tesla desmintió los detalles publicados: "Y lo que es más importante, contrariamente a lo implicado en la información, nuestra demanda de células sigue superando el suministro. Sigue siendo el principal límite a la producción de vehículos de Tesla y Powerwall/Powerpack", destacó.

A pesar de la clarificación de Tesla, las acciones de la compañía cayeron hoy un 2,77 % y cerraron a US$ 268.42.

Las dudas sobre las previsiones de producción de Gigafactory se suman a que la semana pasada Tesla informó de que en el primer trimestre del año entregó solo 63.000 vehículos, muy por debajo de las expectativas de los analistas.

Tesla ha apuntado que los números de los tres primeros meses del año son producto de circunstancias coyunturales y que las cifras se recuperarán en los próximos tres trimestres para completar en 2019 la prevista entrega de entre 360.000 y 400.000 vehículos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)