PROYECTAN UN MENOR NIVEL DE ACTIVIDAD PARA 2019

Ventas del sector comercio revelan un cambio de tendencia

Hay inquietud ante pérdida sectorial de 11.300 puestos de trabajo en cuatro año.

Ana Laura Fernández
Ana Laura Fernández, asesora de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay.

El sector comercio y servicios proyecta un menor nivel de actividad para 2019, continuando con una tendencia que comenzó en el segundo semestre del año pasado. Empresarios apelan a la búsqueda de mayor eficiencia.
  
Desde el segundo semestre del año pasado, hay un cambio de tendencia, afirmó en diálogo con El País la Ec. Ana Laura Fernández, asesora económica de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay (CNCS). “En el último trimestre de 2018, el escenario de menor actividad se profundiza y se generaliza. De los 28 rubros relevados
por el índice de la CNCS, hay 24 que registraron caída de sus ventas en términos reales, mientras que en el primer trimestre del año pasado había
sólo ocho rubros con menor nivel de actividad”, destacó la analista.

La caída en las ventas va de la mano del menor ritmo de las inversiones del sector privado, a partir de 2014. “Los empresarios ya percibían una  desaceleración del nivel de actividad con una contracción año a año de las inversiones”, comentó.

VARIABLES

A nivel local, el consumo está íntimamente vinculado al empleo, la  evolución de los salarios, el impacto de la inflación y el precio del dólar.

La situación económica de Argentina y Brasil tampoco escapa a la realidad de la dinámica del consumo tanto por su impacto en la corriente turística como en las compras en zonas de frontera.

“Todas estas variables se han presentado más complejas a partir del segundo semestre del año pasado”, indicó Fernández. 

En los años de bonanza económica, el nivel de consumo se llegó a presentar como uno de los motores de la expansión de la economía uruguaya. “Esto ya cambió, ese motor dejó de ser tal o dejó de tener tanta relevancia en lo que tiene que ver con el sector comercio como impulsor de la actividad”,  dijo la analista.

Para el comercio, “el escenario cambió respecto a 2017, cuando hubo un crecimiento de las ventas del 7,5%, ahora hay un ‘freno’ de la actividad bien importante, que se profundizó”.

EMPLEOS

Para la asesora económica de la CNCS, el deterioro del mercado de trabajo  en 2018 por la pérdida de puestos de trabajo y la caída del poder adquisitivo de los salarios en algunos sectores de la economía, fue clave en el descenso del ritmo de compra de bienes y servicios. “Hubo un freno en el consumo privado”, subrayó Fernández.

A nivel empresarial, hay inquietudes sobre el panorama
del empleo a futuro. “Desde 2015, hay una sucesiva pérdida
de puestos de trabajo. Más allá del cierre o apertura de empresas,
la caída del mercado del trabajo es indiscutible, inclusive
en el comercio que es un sector de uso intensivo de
mano de obra”, agregó la asesora de la CNCS.

En el comercio se perdieron 11.300 puestos de trabajo durante los últimos  cuatro año, de los cuales 2.300 ocurrió en el último año, señaló Fernández.

AÑO ELECTORAL

Para el sector comercio, este año presenta más incertidumbres que certezas. Es que la actividad comercial viene de un 2018 complejo, el desempeño de la temporada turística dejó sabor a poco y
también se suma un año de elecciones nacionales.

“Para 2019 no se percibe un cambio de tendencia”, afirmó la
asesora de la CNCS, para agregar: “Tenemos un 2018 con estancamiento,
inclusive con una pequeña caída, mientras que este año cerrará con una baja proyectada del 2% para el sector comercio”.

Además precisó que “los años electorales, generalmente, no son de grandes cambios y a la vez hay elecciones nacionales en Argentina, mientras se
espera por la evolución de la situación en Brasil”.

Fuera de la región, Fernández también sigue los sucesos en Estados Unidos y China, que “son los dos grandes motores del mundo y que también inciden en nuestra economía”. 

MEDIDAS

Dejando de lado “el positivo impacto” de una posible inversión en una nueva planta de celulosa en Uruguay, la asesora económica de la CNCS sostuvo que el próximo gobierno debe adoptar medidas con el objetivo de promover la actividad y la inversión privada, impulsar el mercado de trabajo con relaciones laborales ajustadas a los nuevos requerimientos,
además de lograr mayor eficiencia en el gasto público, junto a la anunciada reforma de la seguridad social. 

“No debemos concentrar todas nuestras acciones en una nueva planta de celulosa; hoy se están destruyendo puestos de trabajo, que habla de una situación compleja, de modo que hay que trabajar en las imperfecciones
que inciden en la competitividad de la actividad privada”, afirmó Fernández.

EFICIENCIA

Para mantener la rentabilidad del negocio y hacer sustentable la actividad de las empresas, los empresarios también apelan a bajar costos operativos con la incorporación de tecnología en la búsqueda de mayor eficiencia.

“La mano de obra es clave para el sector comercio y servicios, aunque es necesario profundizar su capacitación y profesionalización ante la introducción de las nuevas tecnologías,  que permiten mayor eficiencia en el trabajo”, señaló Fernández, quien hizo hincapié en el desarrollo de soluciones digitales para avanzar en el comercio electrónico.

Finalmente, la asesora de la CNCS afirmó que la inclusión financiera “no cumplió con las expectativas de bajar el informalismo, que hoy se ubica entre el 24 y 25% de acuerdo a datos oficiales”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)