TALENTOS

Los videojuegos potencian el talento

ManpowerGroup analizó más de 11.000 juegos para identificar las principales habilidades desarrolladas y luego trasladó esas competencias al ámbito laboral.

Videojuegos

Durante el proceso de búsqueda e incorporación de nuevos talentos a la organización, uno de los principales desafíos radica en detectar las habilidades clave para el correcto desempeño de la función a desarrollar. Si bien durante los últimos años ha cobrado relevancia la evaluación de habilidades blandas, más allá de las meramente técnicas, aún hay un largo camino por recorrer.

“En el marco de la actual revolución de habilidades sociales y cognitivas tan requerida por los empleadores y necesaria para los colaboradores, los videojuegos se están convirtiendo en la plataforma que está desarrollando las capacidades imprescindibles en estos tiempos de cambios acelerados” explica el reciente estudio “Game to work” (Juego para el trabajo) realizado por ManpowerGroup, líder global en servicios y soluciones de capital humano.

La investigación explica la forma en la cual los juegos desarrollan no solo los conocimientos técnicos, sino también las competencias blandas que son cada vez más valoradas, en especial ante el avance de la automatización. Estas habilidades sociales y humanas son difíciles de encontrar e incluso difíciles de desarrollar, han asegurado el 43% de los empleadores, una situación que se ha visto agudizada con la llegada del COVID-19, ya que la pandemia aceleró la demanda de profesionales con habilidades tales como resiliencia, comunicación interpersonal, capacidad de aprender, entre otros. Ante esta realidad, los videojuegos pueden ayudar a solucionar estos vacíos de habilidades.

“¿Buscas un colaborador creativo con habilidades complejas para la resolución de problemas? Te recomendamos que busques un jugador ávido de Fortnite o un campeón de League of Legends” señala la mencionada investigación.

Si bien durante mucho tiempo veníamos considerando los videojuegos como un pasatiempo hoy vemos que estas plataformas permiten adquirir y desarrollar estas habilidades que los empleadores necesitan para desbloquear una ventaja competitiva.

En el marco de esta investigación la compañía analizó 11.000 juegos en 13 géneros, desde acción y aventuras, hasta juegos de rol, música e indie, para identificar las principales habilidades sociales desarrolladas en cada categoría, y luego trasladó esas habilidades al ámbito laboral.

De acuerdo con el informe, los 2.500 millones de jugadores del mundo han estado perfeccionando una amplia variedad de destrezas que están siendo requeridas por el mercado laboral y que con la gamificación se pueden traducir en transferir el talento a sectores con alto potencial. Trabajo en equipo, pensamiento crítico, inteligencia emocional, capacidad para la resolución de problemas complejos y toma de decisiones, son justamente algunas de las habilidades que desarrollan los gamers y que son altamente valoradas por el mercado laboral actual.

“Las plataformas de videojuegos se están convirtiendo en entornos de desarrollo de habilidades aplicables a diferentes campos. Si bien teníamos claro el potencial de la gamificación -la aplicación de elementos basados en juegos a procesos y actividades que no son juegos-, últimamente se ha masificado el uso espontáneo de este tipo de herramientas, ya que forman parte de la vida cotidiana de nuestros colaboradores” explicó Agustín Sedano Manager de Experis de ManpowerGroup.

Algunos juegos y las capacidades que desarrollan en los trabajadores

Game over

Estrategia, Puzzle y Quiz: Los jugadores desarrollan la toma de decisiones, la planificación, la concentración y la perseverancia. La resolución de problemas está en el corazón de los videojuegos que requieren desarrollar enfoques para avanzar al siguiente nivel. Estos juegos ayudan a perfeccionar la capacidad para hacer inferencias y pensar de manera sistémica sobre cómo resolver el juego, lo que desarrolla sus habilidades de pensamiento crítico, creatividad y percepción social.

Acción-Aventura y Juegos de Roles: Los entornos virtuales multiusuario (MUVE) y los juegos de rol en línea multijugador masivo (MMORPG) reflejan la forma en la cual los juegos se han vuelto más sociales. Los jugadores de acción tienden a estar interesados en dominar las habilidades de colaborar y competir en equipo.

Open World: Los juegos de mundo abierto permiten a los gamers deambular libremente, tienden a demandar una mayor creatividad para ser abordados y mejores habilidades visoespaciales, así como la capacidad de visualizar el movimiento de objetos en el espacio, fundamentales para los perfiles de ciencia e ingeniería.

Team-Playing, Deportes y Carreras: Estos videojuegos pueden enseñar a los jugadores cómo dar retroalimentación de manera efectiva. Las personas que juegan en equipo, en competencias estructuradas y escenarios fácilmente definidos, desarrollan habilidades de planificación y tácticas, colaboración y comunicación, afrontando la adversidad y la conciencia espacial con aportes individuales pero en suma de equipo.

Indie y Música: Los gamers nunca esperan conquistar un desafío, una canción o un baile de principio a fin en su primer intento. Es esta capacidad de aprendizaje, persistencia, paciencia, el deseo de crecer y adaptar rápidamente el conjunto de habilidades individuales, lo que será más valioso para los empleadores. Los jugadores saben que esperar la perfección sólo los prepara para el fracaso; más bien, han aprendido que la perseverancia y la práctica dan frutos.

“Los juegos ayudan al cerebro a crear mejores modelos o plantillas cognitivas, lo que facilita la predicción y la reacción ante situaciones nuevas. El Learnability Quotient (indicador de la capacidad de aprendizaje de una persona) ayuda a predecir el éxito en el lugar de trabajo a lo largo del tiempo.

Luca Giovannini Vice Presidente Global de Innovación y Analítica de ManpowerGroup resumió la trascendencia de las plataformas de videojuego en tal sentido explicando que “los juegos fomentan la habilidad del aprendizaje continuo y esta capacidad es cada vez más crítica a medida que las personas se adaptan al mundo laboral en constante cambio.”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados