DIVISIÓN

Wells Fargo traspasa su negocio de planes de pensiones por US$ 1.200 millones

El banco estadounidense, Wells Fargo, ha vendido su división de planes de pensiones "Institutional Retirement & Trust" (IRT) a la empresa Principal Financial Group (PFG) por US$ 1.200 millones.

Caída. Considerado el tercer prestamista más grande de EE.UU,  el banco registró un declive de 19% en su ganancia
Wells Fargo. 

Esta división de la institución financiera Wells Fargo contaba a finales de 2018 con US$ 827 millones en activos administrados y  3,9 millones de clientes con planes de pensiones patrocinados por empresas públicas y privadas con ánimo de lucro, conocidos como 401 (k).

"El negocio del IRT está bien administrado, ha ganado premios y está muy considerado en el mercado", subrayó el director de Gestión de Patrimonios e Inversiones de Wells Fargo, Jon Weiss, citado en una nota de su institución.

Weiss lanzó un mensaje tranquilizador a los consumidores de este producto asegurando que la operación "beneficia a los clientes, a los participantes en el plan y a los miembros de los equipos".

Tras el anuncio, las acciones de la entidad se mantenían sin variación en Wall Street, aunque caían un 1,51% en las operaciones bursátiles posteriores al cierre.

Por su parte, Principal Financial Group, también cerraba la jornada oficial sin subidas ni bajadas pero caía un 2,85% en las operaciones posteriores a la clausura del parqué.

PFG, con sede en el estado de Iowa y una plantilla de 16.000 empleados, cuenta con una cartera de 24 millones de clientes a los que les ofrece productos relacionados con la jubilación, administración de activos y seguros.

"La jubilación está en el corazón de nuestro negocio y es el núcleo de nuestro futuro", dijo, por su parte, el director ejecutivo de PFG, Dan Houston, que describió la compra como "una poderosa combinación para los clientes, los empleados y los accionistas, mientras solidificamos nuestra posición entre los tres principales líderes en mercado de las pensiones en Estados Unidos".

Según PFG, además de los US$ 1.200 millones, el acuerdo prevé una ganancia de hasta 150 millones de dólares vinculada a unos unos ingresos superiores a lo esperado y pagables a Wells Fargo hasta dos años después del cierre de la operación. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)