TRABAJADORES

El poder de compra de los salarios tuvo en abril la mayor caída desde setiembre de 2002

En 2019 el poder de compra salarial ya había caído, y en lo que va del año profundiza esa tendencia. En abril tuvo la mayor baja desde setiembre de 2002 y en últimos 12 meses la mayor desde 2003.

Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País
Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País

En abril el Índice Medio de Salarios (IMS) cayó 0,42%, en la primera baja desde marzo de 2008 (cuando se había reducido 0,44%). Esto obedeció a lo sucedido con el IMS del sector público que disminuyó 1,32%, ya que el IMS del sector privado subió 0,10%.

En el primer cuatrimestre de 2020 el IMS creció 4,73% (3,79% en el sector privado y 6,43% en el sector público) y en los 12 meses cerrados a abril aumentó 7,61% (7,60% en los privados y 7,63% en los públicos).

¿Qué sucede con el poder de compra de los trabajadores? Para saber esto, a la evolución del IMS hay que descontarle la inflación, es decir el aumento de precios. Esto se denomina Índice Medio de Salario Real.

En abril, con una inflación de 2%, el poder de compra de los salarios cayó 2,37%, con un deterioro de 1,86% en el poder adquisitivo de los asalariados privados y de 3,25% en el de los públicos. El 2,37% es la mayor caída del poder de compra de los salarios desde septiembre de 2002 (-2,43%).

Al observar el primer cuatrimestre, el poder adquisitivo de los salarios bajó 1,36%. En este caso el salario real de los trabajadores privados retrocedió 2,24%, no obstante el de los funcionarios públicos aumentó 0,25%.

En tanto, en los 12 meses cerrados a abril el poder de compra de los salarios cayó 2,94%. Es el mayor deterioro del poder adquisitivo salarial en el acumulado de 12 meses desde diciembre de 2003 (en ese año había retrocedido 3,39%).

Los asalariados privados y los públicos tienen prácticamente la misma reducción de su poder de compra en los 12 meses a abril (-2,94% y -2,92% respectivamente).

El poder adquisitivo salarial ya venía deteriorándose: en todo 2019 cayó 0,27%. Esa fue la primera baja anual del salario real, tras 15 años de suba consecutiva.

El miércoles, una delegación de la Confederación de Cámaras Empresariales se reunió con la ministra de Economía Azucena Arbeleche y le dejó “planteada nuestra preocupación y hay coincidencia de que es imposible ajustar los salarios como se venía haciendo por razones obvias, por lo que está pasando”, dijo a El País el presidente de la gremial, Gerardo García Pintos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados