CEMENTO

Ancap revirtió situación y retuvo al principal cliente de su planta de cal en Treinta y Tres

Cementos del Plata había quedado en segundo lugar en la subasta para abastecer a la central termoeléctrica brasileña de Candiota, pero logró revertir la situación.

Fábrica de cal de Ancap. Foto: Archivo El País
Fábrica de cal de Ancap. Foto: Archivo El País

La empresa subsidiaria de Ancap, Cementos del Plata, logró revertir la situación para que la planta de producción de cal ubicada en el Departamento de Treinta y Tres no perdiera a su principal cliente: la central termoeléctrica brasileña de Candiota (GCTE),

El contrato con la empresa brasileña llegó a su fin tras casi una década. De ese modo, la compañía brasileña decidió realizar una licitación con subasta aprovechando la caída del real frente al dólar en Brasil. Cementos del Plata se presentó a la misma junto a dos empresas.

La licitación es para abastecer la central de Candiota por cuatro años. En principio, Cementos del Plata daba como perdida la subasta a manos de la empresa Cruzeiro del Grupo Carmeuse, lo que complicaba la situación de la planta de cal en Treinta y Tres (y así lo informó El País ayer al mediodía en su web), pero la situación cambió tras las acciones que llevó a cabo la subsidiaria de Ancap.

“Por temas formales se logró la impugnación de la oferta adjudicada, lo que habilitó una negociación con el segundo oferente que era Cementos del Plata”, mientras que el otro oferente había sido descalificado por temas formales en la subasta, dijo anoche a El País una fuente del gobierno.

Esto para la planta de cal “significa que podrá mantener su actividad mediante un nuevo contrato con la usina de generación eléctrica de Candiota, lo cual mantiene los puestos de trabajo, aunque con márgenes más reducidos”, indicó la fuente oficial.

La importancia de retener a GCTE como cliente es tal que “significa que se salvó la operación de la planta”, aseguró el informante.

“La negociación está cerrada” y “ahora solo resta cumplir con formalidades para la firma del contrato”, agregó la fuente del gobierno.

Actualmente, la planta de cal estaba produciendo 15.000 toneladas de cal por mes, pero las ventas en el mercado local ni siquiera llegan a las 1.000 toneladas mensuales, lo que marca la relevancia de mantener a la central de Candiota como cliente.

La calera de Ancap está ubicada a 25 kilómetros de la ciudad de Treinta y Tres, por la Ruta 98. La planta, que terminó de construirse en 2012, significó una inversión de US$ 140 millones. Hoy el valor contable es de US$ 60 millones.

El año pasado, Cementos del Plata logró récord de producción en la planta de cal y así obtuvo ganancias por $ 75 millones, según el último balance anual.

El nuevo directorio de Ancap ha puesto un foco en las subsidiarias del ente para lograr que sean eficientes y competitivas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados