ORGANIZACIÓN FINANCIERA 

Cuál es la historia del FMI, en qué casos actúa y cómo es su relación con Uruguay

El organismo al que recurre Argentina para sobrellevar la crisis económica se creó en julio de 1944.

FMI. Foto: AFP
El FMI acepta emitir préstamos, pero fija una serie de indicaciones en materia económica que deben seguir para revertir su situación. Foto: AFP

Desde el año pasado, la economía de Argentina se encuentra dependiendo de los desembolsos de dinero que realice el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyo programa de préstamos para este país asciende a un monto total de US$ 56.000 millones.

Esto luego de que el presidente de dicho país, Mauricio Macri, recurra al fondo en mayo del 2018 en busca de una línea de crédito para estabilizar la problemática económica, donde la pobreza, el desempleo y la inflación aumentan.

Además, el gobierno argentino anunció el pasado miércoles 28 de agosto que buscará extender los plazos de la deuda privada y con el FMI que tiene Argentina, en momentos en que el país enfrenta una crisis de confianza financiera por el aumento de la tensión política antes de las elecciones de octubre.

El plan, que apunta a prolongar los vencimientos de la deuda de corto plazo, de los bonos bajo legislación local, bajo ley extranjera y el repago de un crédito de US$ 57.000 millones del FMI, fue presentado por el ministro Hernán Lacunza tras días de frenéticas caídas de los activos argentinos.

De acuerdo con su propia definición, el FMI se encarga de promover la estabilidad financiera y la cooperación monetaria internacional, así como también facilitar el comercio internacional, entre otras actividades alineadas a los crecimientos económicos sostenibles.

Asimismo, cabe mencionar que, desde el 1 el octubre, el FMI tendrá una nueva presidenta, quien ocupara el cargo hasta el 2024. La economista búlgara Kristalina Georgieva estará al mando de la entidad administrada por 189 países.

Historia. 

De acuerdo con su propia definición, el FMI se encarga de promover la estabilidad financiera y la cooperación monetaria internacional, así como también facilitar el comercio internacional, entre otras actividades alineadas a los crecimientos económicos sostenibles.

Asimismo, cabe mencionar que, desde el 1 el octubre, el FMI tendrá una nueva presidenta, quien ocupara el cargo hasta el 2024. La economista búlgara Kristalina Georgieva estará al mando de la entidad administrada por 189 países.

El economista Jorge González Izquierdo explicó que fueron los países que ganaron la Segunda Guerra Mundial, fundamentalmente EE.UU., Inglaterra y Francia, los que se preocuparon de formar un sistema internacional financiero y de pagos. Esto con el fin de ayudar a levantarse a los países afectados.

“Crearon una entidad que se encargara de ayudar a los países a resolver sus problemas [económicos] de corto plazo”, apuntó en diálogo con El Comercio.

Apoyarse en el FMI.

González Izquierdo señaló que los países recurren al FMI cuando tienen problemas de origen cambiario, como es el caso actual de Argentina. Durante estos escenarios las personas trasladan sus fondos en moneda estadounidense al extranjero, provocando así que el precio de la moneda se incremente y, por ende, se registre una inflación.

En este contexto, los gobiernos necesitan el préstamo de dólares para calmar el mercado cambiario.

"Es como si tuvieras una tremenda hoguera. Necesitas que alguien te preste un camión de cisterna para abastecerla”, precisó el economista.

El FMI acepta emitir estos préstamos, pero le fija a los países una serie de indicaciones en materia económica que deben seguir para revertir su situación. Esta especie de pauta es revisada cada tres meses y, en base a ello, el fondo sigue otorgando los préstamos.

¿Y Uruguay?

El último crédito stand by del FMI a Uruguay fue en junio de 2005. El país recibió un desembolso de 766 sdr -unidad cuyo valor está determinado por una cesta de monedas- que equivalía a US$ 1.133,1 millones en ese momento. En noviembre de 2006 el gobierno uruguayo canceló la deuda con el pago pendiente de US$ 1.080 millones. 

En base a El Comercio / GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error