Diferendo

¿Qué hará el banco Itaú tras romper contrato con Paganza?

Por primera vez desde que se conoció la resolución del Banco Central en que desestimó la denuncia de Paganza a Itaú por abuso de posición dominante, el banco respondió sobre el contrato con la aplicación y su actitud con las fintech.

Clientes de Itaú que quieran seguir operando con la app de pago de facturas deberán utilizar la billetera electrónica. Foto: El País
Clientes de Itaú que quieran seguir operando con la app de pago de facturas deberán utilizar la billetera electrónica. Foto: El País

Esta historia arrancó hace casi dos años. En diciembre de 2016 la aplicación para pago de cuentas Paganza denunció al banco Itaú.

¿El motivo? La app desarrollada en Uruguay acusaba a la institución financiera —según consta en la resolución del Banco Central (BCU), el regulador de este mercado— de "abuso de posición dominante y ejercicio de prácticas anticompetitivas por pretender, en el marco del contrato de prestación de servicios vigente, cobrar a Aduro S.A. (Paganza) por concepto de contraprestación, una comisión del 0,85% del volumen de operaciones procesadas, considerada excesiva y dirigida a excluir a Aduro S.A. del mercado".

La resolución del BCU —fechada el 10 de octubre de este año— fue dada a conocer por El País la semana pasada y en ella descartaba la existencia de prácticas anticompetitivas.

Luego de ello, Itaú decidió terminar su contrato con Paganza e informó a sus clientes que podrían utilizar la aplicación vinculada a sus cuentas en el banco hasta hoy inclusive.

Pero el Itaú recién rompió el silencio este lunes (El País lo había consultado varias veces la semana pasada). El director de banca minorista y marketing de Itaú Uruguay, Carlos Ham, dijo que la rescisión del contrato con Paganza no se tomó porque la empresa no quiera "operar con terceros" y enfatizó que el banco "está abierto a operar con cualquier fintech" (como se denomina a las empresas de la industria financiera de la naturaleza de Paganza).

Itaú está trabajando con "muchas fintech", añadió el ejecutivo desde Montevideo en una videollamada durante una visita de periodistas de la región a las oficinas centrales del banco.

El banco resolvió rescindir el contrato con Paganza luego que esta lo denunciara en 2016. Foto: EFE
Foto: EFE

Ham señaló además, que la disputa entre el banco y la aplicación es un "tema bastante largo" y que, de hecho, Itaú fue el primer banco en dar el sí a Paganza, en 2013. De acuerdo a lo que explicó, el contrato firmado en ese momento indicaba que pasado un año Itaú podía empezar a cobrar a Paganza. Cuando el banco decidió gatillar esta cláusula y comenzar a cobrar por la prestación del servicio se encontró "con la gran sorpresa" de la denuncia de Paganza, según relató Ham.

Esa denuncia, agregó, fue la razón por la que Itaú rescindió el contrato que tenía con Paganza luego de conocida la resolución del BCU.

El banco, sostuvo Ham, quiere trabajar con las fintech y no reemplazar productos de estos jugadores por otros desarrollados internamente. "No es que lo sacamos (a Paganza) porque lo sustituimos por una aplicación nuestra", remató. Es que Paganza había señalado en un comunicado que "la intención de Itaú al prohibir el uso de Paganza es favorecer el uso de su aplicación, copiada de la versión original de Paganza".

La Cámara de Fintech señaló que el que perdió en este caso fue el consumidor y que con su decisión, el BCU pone a los bancos por encima de los consumidores. El País consultó al Departamento de Comunicación Institucional del BCU al respecto y la respuesta fue: "La opinión del BCU está expresada en la resolución que sobre el punto tomó su directorio". Sin embargo, la resolución no menciona absolutamente nada respecto a los consumidores.

Los comentarios de "liquidar el mercado, sin fundamento"
Plataformas. Llegaron a operar cuatro distintas en Uruguay; dos ya no lo hacen y las demás redujeron su operativa por el momento. Foto: archivo El País.

El caso Itaú-Paganza no es el único que sacude el mercado de las fintech. El domingo, El País dio cuenta que las cuatro plataformas que operaban el año pasado en préstamos entre pares ("Uber financieros"), no están mediando entre ahorristas y nuevos contrayentes de créditos debido al proyecto de regulación del Banco Central (BCU) sobre su actividad.

El País consultó al Departamento de Comunicación Institucional del BCU al respecto y este respondió que "uno de los principios básicos internacionalmente aceptados para la regulación es que la misma debe hacerse en función de los riesgos que genera cada actividad financiera. En el caso particular de la mediación se pone énfasis en la protección de los pequeños ahorristas, en mitigar la posibilidad de que dichas plataformas sean utilizadas para actividades de lavado de activos y financiamiento del terrorismo y se tiene particular precaución de que la regulación sea armónica entre las distintas actividades para mitigar lo que se conoce como arbitraje regulatorio, promoviendo así el funcionamiento eficiente de los distintos mercados".

Recordó además que "ante la aparición de nuevas modalidades operativas consecuencia del avance tecnológico, el Banco Central promovió la creación de un foro que reúne a los innovadores denominados fintech, a las entidades financieras existentes en el mercado, a las agencias gubernamentales que promueven la innovación y al propio BCU para trabajar en conjunto en esta temática". En este caso, la Cámara de Fintech realizó comentarios al proyecto de regulación y fue recibida por el equipo a cargo del mismo.

Previamente, el pasado jueves el superintendente de Servicios Financieros del BCU, Juan Pedro Cantera, dijo en el Foro Insurtech que "antes de fin de año seguramente tendremos regulación aprobada" en esta materia, "con los desafíos que implica para el BCU como regulador y para los agentes de mercado que tienen que adoptar esta regulación, y que normalmente no están acostumbrados a la imposición de regulaciones como sí está la industria tradicional que reconoce los fundamentos y las necesidades de la regulación fundamentalmente por la protección al consumidor desinformado".

Sin mencionarlo expresamente, pero en clara referencia a las críticas de las fintech, Cantera señaló que "es importante como reguladores tener la mayor cantidad de opiniones fundadas, muchas veces recibimos comentarios de que esto va a liquidar el mercado sin ningún fundamento y eso no nos sirve".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)