COMPETIR CON EL EXTERIOR

Industria y gobierno avanzan en el proceso para agilizar las medidas contra el dumping

El presidente de la CIU, Gabriel Murara, solicitó a los Ministerios de Industria y Economía que las medidas de dumping sean más ágiles

La gremial reclama a Industria y Economía que las exigencias que se aplican al producto local y al importado sean las mismas. Foto: Gerardo Pérez
La gremial reclama a Industria y Economía que las exigencias que se aplican al producto local y al importado sean las mismas. Foto: Gerardo Pérez

La Cámara de Industrias (CIU) informó que el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) “ya aprobó que hay dumping” en la operativa de dos empresas chinas que fabrican calefones y los venden en el mercado uruguayo. La declaratoria de dumping -a pedido de la firma uruguaya James S.A- también fue finalmente acompañada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), según afirmó el presidente de la gremial industrial, Gabriel Murara.

¿Qué es el dumping? Es una práctica comercial que consiste en vender una mercadería determinada en otro país, a un precio más bajo que el de su venta en el mercado doméstico, lo que ocasiona un daño o amenaza de daño grave a una rama de la producción local. Para el presidente de la CIU esta práctica implica una “situación de competencia desleal” que en el contexto de crisis económica actual se hace “insostenible para las empresas”.

En este caso concreto, fue James S.A la que solicitó la renovación de la declaratoria de dumping -que según Murara estuvo “vigente durante tres años, hasta 2018 o 2019”- para las dos empresas chinas, pero en el MEF “por la voluntad de alguien, no se firmó, se dejó vencer su plazo” y adujeron que “ello fue así por represalias que pudiere haber por parte del gobierno chino”, explicó semanas atrás el presidente de la gremial.

Ahora, de acuerdo a lo informado por Murara, “en estos meses se ha ido trabajando” con ambos ministerios involucrados “para solucionar el problema”. Es así que según Murara el MIEM “ya aprobó que hay dumping y el de Economía acompaña esa posición”, por lo que ahora “falta terminar el trámite para que se ejecute el dumping y esta empresa tenga la protección”.

Si bien el presidente de la CIU señaló que en el último tiempo han trabajado con ambos ministerios en este tema, reclamó mayor rapidez en la aprobación de este tipo de situaciones. “Las empresas no pueden esperar tanto tiempo, necesitamos medidas más ágiles porque esta situación (de James) realmente pasa en muchos más productos de muchas industrias”, exigió Murara.

Cámara de Industrias del Uruguay. Foto: Archivo El País
Cámara de Industrias del Uruguay. Foto: Archivo El País

A modo de ejemplo, el presidente de la gremial industrial desaprobó que en el caso concreto de James haya llevado más de un año y medio hasta su resolución. “Este era un tema que ya venía desde el año pasado, la idea era sacarlo mucho antes de lo que estamos hablando ahora, son tiempos que no soporta ninguna empresa”, criticó el presidente.

“Ahora estamos prácticamente al final de camino, faltan algunos procedimientos para el dumping y llegaremos a buen puerto”, pero “lo que estamos reclamando es mayor agilidad”, añadió.

De lo contrario, según Murara “va a haber una afectación” en la actividad y el empleo porque las empresas uruguayas “van a decir: ‘¿para qué voy a seguir produciendo acá? Mejor importo los productos y así yo también me aprovecho de esa competencia desleal’. No hay empresa que aguante”, manifestó el jerarca.

Medidas a aplicar.

Cuando se confirma que existió una práctica de dumping, la medida a aplicar consiste en cobrarle una tasa adicional al producto que ingresa desde el exterior. Según Murara “la realidad es que tendrían que cobrarle la diferencia de lo que (ese producto) vale afuera (de Uruguay) más los gastos y recargos sobre esa diferencia también”, pero indicó que “mientras que el MEF no dé la instrucción, Aduanas no puede hacer nada”.

De acuerdo con el presidente de la CIU “hay pocos” procedimientos de antidumping presentados en Uruguay y dijo que eso corresponde a dos factores. Por un lado, el tiempo que lleva el proceso y por otro lado, el costo. “Es una acción que no es barata, es cara y no todas las empresas -y menos las de acá que en su mayoría son pequeñas y medianas- lo pueden soportar”.

En ese sentido, Murara indicó que el trabajo de la gremial junto con el MIEM y el MEF se enfoca en que “para nuevos casos de dumping que se puedan presentar o no, haya medidas más rápidas”.

En relación a las respuestas de las autoridades, el presidente de la CIU dijo que “hay voluntad pero se tiene que traducir en hechos y en tiempo”.

“Las mismas exigencias”

Desde la CIU, Murara manifestó que “otro problema” que tiene el sector es que al producto nacional “se le exigen muchas normas y certificaciones” de cuidado ambiental “que incrementa los costos” y dijo que lo que exigen es que “también las cumpla el producto importado”. A su entender, tanto el producto nacional como el importado deberían cumplir “con las mismas exigencias, porque la producción uruguaya trabaja e invierte en cumplir esas normas pero después importamos y no se reclama nada”, criticó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados