MÁS CONSUMO, MENOS PRECIO

El plan de UTE para que los clientes consuman más pero gasten menos y las inversiones previstas

La presidente de UTE, Silvia Emaldi, dijo que la idea del ente “es acompasar la demanda tratando de profundizar y extender más el uso de las tarifas inteligentes”.

Silvia Emaldi Ficcio. Foto: Leonardo Mainé
Silvia Emaldi: por primera vez en sus prácticamente 108 años de existencia, una mujer está al frente de la compañía eléctrica. Foto: Leonardo Mainé

Por primera vez en sus casi 108 años de existencia (los celebrará el 21 de octubre), UTE tiene a una mujer como presidente: la ingeniera en sistemas Silvia Emaldi, que ingresó al ente en 1986 y previamente ocupó la Gerencia de Área de Servicios Corporativos. ¿Qué piensa hacer con las tarifas? ¿Cómo se buscará mejorar el descalce entre oferta y demanda de electricidad? ¿Qué planes tiene en generación? Sobre estos y otros aspectos giró la entrevista que Emaldi -acompañada por el gerente de la División Económico Financiera de UTE, Marcos Bazzi- mantuvo con El País y de la que se publica un resumen.

-La energía eólica tiene su momento de mayor generación en la noche/madrugada que es cuando baja la demanda, ¿la idea es acompasar esa demanda a la generación de la eólica?

-Sí, la idea es acompasar la demanda tratando de profundizar y extender más el uso de las tarifas inteligentes: básicamente las tarifas doble horario y triple horario residencial En el caso de la doble horario tiene sus precios más económicos desde las 11 de la noche y hasta las 5 de la tarde del día siguiente, allí ese horario se acompasa muy bien con la calefacción a través de aires acondicionados, el uso de lavadoras, secadoras y calefones. A través de timers se puedan optimizar el uso en esos horarios que es cuando tenemos más energía disponible y obviamente con la incorporación del vehículo eléctrico va a ser el horario en el que se puedan hacer las cargas. La idea es profundizar el uso de las tarifas inteligentes e incluso acortar los horarios para que los clientes tengan más horas en donde no se da el pico de energía. Básicamente el pico de energía se da entre las 5 de la tarde y las 11 de la noche. Por los estudios que hemos hecho, podríamos comenzar el horario punta a las 6 de la tarde y terminarlo a las 10 de la noche, donde habría un precio un poco mayor. Es un cambio en el modelo de negocios que estamos elaborando. Cada decisión y ajuste que hagamos al modelo tenemos que ver los impactos que implica.

-¿Van a hacer más campañas para que el consumidor se cambie de tarifa?

-Todos los años UTE viene haciendo una campaña de ese estilo, que este año y los años próximos vamos a profundizar. En estos días ya comenzó la campaña de tarifa inteligente, que si se ingresa a la web de UTE se pone a disposición un simulador, que con el consumo actual muestra el impacto que tendría por pasarse a esa tarifa. A su vez, se les mandan cartas a los clientes que tendrían un beneficio por cambiarse y cuando se adhieren a este plan, que va a estar disponible hasta fin de año en principio, se les regalan lámparas LED y un timer para el calefón. Está la posibilidad que si al cliente no le resultó -hay un año para probar- se le factura con la tarifa anterior y se le devuelve la diferencia si hubiera. Pero, sinceramente, uno adaptando los usos en ese horario, el beneficio es grande para los clientes y se complementan con la energía que tenemos.

-Hay un sobrecosto de más de US$ 100 millones por energía contratada en la eólica que no se utiliza, ¿con estos cambios en la demanda ya se solucionaría o se necesitan otras cosas?

-En realidad, el modelo es óptimo si tuviéramos más demanda de energía. Parte de la energía excedente la exportamos, pero sin duda que el modelo sería más óptimo si tenemos más consumo de energía en todos los niveles. La clave es que las empresas puedan tener más competitividad, si bien en las tarifas de medianos y grandes consumidores somos competitivos con la región, la idea es poder tener también allí tarifas horarias apuntando al desarrollo de las pymes y que los clientes residenciales, con las tarifas doble y triple horario puedan pagar menos y tengan más confort, siempre asociados a los conceptos de eficiencia energética: la incorporación de lámparas LED, aires acondicionados inverter, uso de timers.

Bazzi: Hago una precisión con el sobrecosto. Ese sobrecosto de US$ 140 millones no es de un año, es el acumulado de 2016 a 2019. Depende del año, es el valor que tiene. Ha venido bajando, el último año fue menos de 30 y pico de millones de dólares. En la medida que crezca la demanda local, que la gente tenga más usos de energía, pero más barata, más lo que pueda venir de la venta a Argentina y Brasil y buscar mejores precios, esa brecha se va a ir achicando fuertemente.

-Mencionaba la exportación a Argentina y Brasil. Una de las críticas habituales es que el precio que se obtiene es muy bajo, ¿se está negociando?

-Con las autoridades actuales, con el embajador (Carlos) Enciso en Argentina, el canciller (Francisco) Bustillo y el ministro (de Industria, Energía y Minería, Omar) Paganini ha habido reuniones para intentar reestablecer la comisión de interconexión con Argentina que hace más de 15 años que no está funcionando con la flexibilidad y la integración que debería ser. Cuando funcionó, entre otras cosas, tenía políticas de simetría razonables entre ambos países, que la idea es tratar de reinstalar y que las operaciones con Argentina tanto de importación como de exportación tengan los precios acordes para que sea ganar-ganar en todos los casos. Hubo cambio de autoridades en la Secretaría de Energía de Argentina y no hemos podido reestablecer las relaciones a ese nivel todavía. A nivel operativo se trabaja muy bien. En este año ha sido fundamental para nosotros, porque la generación de fuentes renovables ha sido hasta la fecha de 90% y las térmicas fueron solo del 3% porque importamos energía de Argentina en el 7% restante, porque era más económico que prender nuestras térmicas. En las horas de la madrugada, también les exportamos a ellos. Con Brasil, está teniendo mucha disponibilidad de energía y está teniendo precios muy bajos. El período de más requerimiento de Brasil generalmente es la primavera, que es cuando nosotros disponemos de más energía, vamos a ver si podemos exportar en los próximos meses.

Emaldi, acompañada por el gerente de la División Económico Financiera de UTE, Marcos Bazzi. Foto: Leonardo Mainé
Emaldi, acompañada por el gerente de la División Económico Financiera de UTE, Marcos Bazzi. Foto: Leonardo Mainé

-La planta de Punta del Tigre II en ciclo combinado tenía una lógica atrás que era que iba a haber más demanda de energía por el proyecto minero de Aratirí y que iba a tener gas como combustible por la regasificadora, pero eso no está, ¿es una inversión que tiene utilidad?

-El sistema eléctrico dada la variabilidad de las energías renovables tiene que tener un respaldo, porque si no sopla el viento y no hay lluvias, hay que prender las térmicas. Por otra parte, hicimos un contrato con Argentina para importar gas. Ese contrato está firmado con PanAmerican Energy a la espera de la autorización de Argentina para que puedan exportar gas a Uruguay, que es parte de las conversaciones que tendremos ahora con la comisión. Argentina nos había dicho que iba a tener un problema en el invierno para que pudiéramos tener gas, pero que luego la posibilidad existe y es lo que tratamos de gestionar. En ese caso, utilizando gas, se prendería Punta del Tigre que generaría a valores incluso menores que la eólica.

Hasta 2028 no se necesitaría incorporar energía

Emaldi señaló que “las inversiones en generación van a ser menores en este período, dado que Uruguay tiene la suficiente energía como para seguir cumpliendo las necesidades de la demanda”.

Explicó que “incluso los planes de expansión del sistema eléctrico que realiza nuestra área de planificación dan cuenta que recién será necesario incorporar nueva energía en 2028, considerando las hipótesis de demanda actual y previstas y considerando la instalación de UPM y el volcado de energía a la red” que adquiriá UTE como parte del contrato con la finlandesa.

Además, “en el caso de tener gas que pudiéramos traer de Argentina, se retrasa al 2032 la necesidad de incorporar nuevas fuentes de energía” ya que en ese caso aumentaría la utilización de la central de Punta del Tigre II en ciclo combinado, agregó. Es que en esa hipótesis, la central tiene costos menores incluso que los parques eólicos.

Emaldi dijo que otra de las prioridades de este período será reducir las pérdidas no técnicas (hurtos y estafas) de energía eléctrica, “ya que se trata de energía que se consume y no se factura, que afecta de forma directa los ingresos de la empresa”.

“La planificación del aumento de la instalación de medidores inteligentes para el control a distancia de los equipos instalados es un factor clave” para ello, agregó.

La presidente de UTE dijo que “las acciones se centrarán en incrementar el volumen de inspecciones a realizar cuando se detecten situaciones dudosas en cuanto al consumo mensual, así como seguir trabajando en la adecuación de instalaciones y seguimiento a clientes fraudulentos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados