ABASTO INTERNO

Prevén estabilidad en el precio de la carne a nivel local

El gobierno intenta que la carne no presione la inflación, como sucedió el año pasado, cuando la demanda de China superó ampliamente la de años anteriores.

China es el principal mercado para la colocación de carne bovina. Foto: archivo El País
Carne bovina. Foto: El País

“Los precios de la carne bovina en el abasto interno se mantienen estables y no habrá mayores sobresaltos en las próximas semanas”, confirmó el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Fernando Mattos.

El gobierno intenta que la carne no presione la inflación, como sucedió el año pasado, cuando la demanda de China superó ampliamente la de años anteriores, haciendo subir los precios de la hacienda y la carne bovina en el abasto.

El jerarca defendió el acuerdo voluntario de precios que rige para la media res bovina que la industria frigorífica entrega a los carniceros, asado, hígado y otros productos. “Es un acuerdo por 90 días de los cuales ya pasaron 30, se mantiene e incluso ocurrieron bajas en la última semana”, reconoció Mattos. Así recordó la baja de $ 15 por kilo en el precio del asado que se registró la semana pasada y que continúa vigente en los comercios.

El titular del INAC contó que ya se hicieron dos reuniones con los distintos eslabones que conforman el mercado interno, más allá del acuerdo de precios que hizo la cadena cárnica con el Ministerio de Economía y Finanzas.

“Está también este ámbito de discusión -por la Mesa del Abasto- en el INAC, a los efectos de buscar soluciones, para que la carne no sea el factor de impulso de la inflación. El año pasado, por efecto de la exportación, fue un factor cambiante de empuje de la inflación, pero en esta oportunidad estamos jugando en el sentido contrario, inclusive con una participación importante de carne importada en el mercado”, destacó Mattos.

Esa carne bovina importada -desosada y madurada- que se vuelca al mercado interno atenúa las subas y posibilita que hoy se consigan cortes como el bife ancho y bife angosto a $ 299 por kilo, cuando las pulpas de la rueda superan esos valores y son cortes de menor calidad y terneza menor.

Incluso Mattos consideró que de registrarse algún inconveniente con alguno de los mercados hacia los que Uruguay exporta carne bovina, “puede darse una tendencia a la baja en los precios del mercado interno”.

En ese sentido, surgen algunos contratiempos con China que enlentecen los negocios y el resto de los mercados, principalmente la Unión Europea, que es un mercado de alto valor, no se reactivó. Eso es lo que permite que se consigan cortes finos a valores fuera de lo normal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados