DIÁLOGO CON LAS GREMIALES

La reunión del MEF con empresarios para que dólar impacte lo menos posible en la inflación

Ante la suba del dólar, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) convocó a un cónclave con los líderes de las principales cámaras empresariales.

Las principales autoridades del Ministerio de Economía transmitieron su visión de la situación financiera a las gremiales. Foto: Leonardo Mainé
Las principales autoridades del Ministerio de Economía transmitieron su visión de la situación financiera a las gremiales. Foto: Leonardo Mainé

La plana mayor del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) convocó ayer a una reunión a varias gremiales empresariales para darles su visión sobre el salto que tuvo el dólar en Uruguay en lo que va del mes y transmitirles que en lo posible esas fluctuaciones no se trasladen a los precios porque se trata de un fenómeno coyuntural.

En el medio de la reunión surgió la información de los primeros casos positivos de coronavirus en Uruguay y el cónclave derivó en lo que empezaba a pasar en algunos supermercados con una demanda fuera de lo común de las personas.

Del encuentro participaron del lado empresarial representantes de la Asociación de Supermercados, el Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines (Cambadu), la Cámara de Comercio y Servicios, la Cámara de Industria, la Cámara de Industria Alimenticia y gremiales de importadores y frigoríficos. Por el MEF estuvieron la ministra Azucena Arbeleche, el subsecretario Alejandro Irastorza, la coordinadora de Política Económica Marcela Bensión y el jefe de la Asesoría Macroeconómica Hernán Bonilla.

El subsecretario Irastorza dijo anoche a El País que se trato solamente de “una reunión informativa” y que se transmitió que “en lo posible estas fluctuaciones (del dólar) no se trasladen a los precios”.

“No se acordó nada, ni (tampoco se estableció) ningún acuerdo de precios”, aclaró.

Otros participantes de la reunión señalaron a El País que los jerarcas del MEF puntualizaron que era una reunión para pedir “calma” ante toda la situación macroeconómica a nivel mundial desatada por el coronavirus.

Arbeleche explicó que el tipo de cambio se fue un poco de los parámetros en Uruguay, porque eso mismo ocurrió en todo el mundo y que no se pueden hipotecar todas las reservas para lograr estabilizarlo. Transmitió que este nivel del dólar es “coyuntural” y que no se debería tomar como referencia.

“Fue un mensaje especialmente para que los proveedores no tomen que el dólar va a estar a $ 50” a la hora de definir sus precios, ejemplificó un representante de una de las gremiales.

“Ellos deslizaron en algún momento que tenían previsto para este año un dólar promedio de $ 41,50”, agregó.

Dólar. Foto: Reuters
Dólar. Foto: Reuters

Por el impacto económico del coronavirus a nivel mundial en las últimas dos semanas el dólar ha subido 13,53% y ayer se negoció a $ 44,449 a nivel interbancario.

El fenómeno de apreciación de la moneda estadounidense también se ha dado respecto a otras divisas de países emergentes.

El aumento del billete vede impacta en los precios de los productos importados (como bienes durables y otros que se utilizan para la producción local), además de aquellos que se exportan como la carne, que ya tuvo una suba. Además, en abril ajustan al alza las tarifas públicas.

El objetivo del MEF es que este incremento del dólar impacte lo menos posible en la inflación, que en los 12 meses a febrero estaba en 8,3%.

Arbeleche transmitió a los empresarios su visión de que la “sobrereacción” por el efecto coronavirus que tuvo el mercado de cambios local, se acomodará en los próximos meses y la divisa encontrará su equilibrio.

Si bien en la reunión no se estableció ningún compromiso, entre las gremiales se conversó de que “no haya un desmadre” ya que pasar nuevas listas de precios a los supermercados y almacenes en forma constante llevará a que luego no se venda.

Segunda muerte en Argentina por coronavirus. Foto: La Nación | GDA
Foto: La Nación | GDA

Uno de los representantes del sector privado señaló que los empresarios son “racionales” y si bien “tienen problemas” por la suba de la moneda estadounidense, “sabemos que con precios altos no vendemos”.

Los analistas habían señalado a El País que entre la suba del dólar y el ajuste de tarifas, es posible que la inflación supere el 10% en marzo y abril.

“Con este ritmo de aumento del dólar, el riesgo de que la inflación pase el 10 % en el corto plazo es alto”, había dicho el socio de la consultora Exante, Pablo Rosselli.

“Nuestros modelos marcan que la inflación estaría en torno a 10% en abril”, agregó.

El director del Centro Grant Thornton del IEEM-Universidad de Montevideo, Ignacio Munyo había dicho a El País que para el gobierno debería tener como “foco de preocupación” a la inflación, ya que “Uruguay es de los países de la región en los que más impacto tiene el dólar sobre la suba del Índice de Precios del Consumo (IPC): el consumo directo de importados es amplio y generalizado, hay muchos insumos importados que encarecen el costo de producción”.

El economista jefe de KPMG, Marcelo Sibille había señalado a El País que “el riesgo de que el aumento del dólar” lleve la inflación al 10% es “particularmente sensible estando a las puertas de la ronda de Consejo de Salarios en varios sectores de actividad”.

Otros efectos sobre inflación

El sector frigorífico fue el primero que reaccionó ante la apreciación de la divisa estadounidense. El martes se definió una suba del precio de la carne vacuna destinada al abasto de entre 7% y 8% por kilo para los cortes bovinos con y sin hueso, así como también las menudencias. Otro efecto en este sector es que el precio del dólar está haciendo subir el ganado gordo, principal insumo de la industria frigorífica, sumado a una escasa oferta de animales preparados por la sequía. Por otra parte, el ajuste de las tarifas anunciada el miércoles -en promedio de 10%- impactará aproximadamente en 0,5 puntos en la inflación de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados