MERCADO DE TRABAJO

Solicitudes al seguro de paro continúan en aumento: hasta el 28 de abril fueron 65.579

De los 65.579 pedidos al Banco de Previsión Social (BPS), 53.428 corresponden a suspensión temporal, 4.508 a despidos y 7.643 a reducción en horas o en días.

Fachada del Banco de Previsión Social. Foto: Archivo El País
Banco de Previsión Social. Foto: Archivo El País

El número de solicitudes de subsidio por desempleo sigue en aumento. Desde el 13 de marzo, cuando el gobierno anunció que llegó el COVID-19 a Uruguay, el mercado laboral sufrió un gran impacto. 

Entre el 1° al 28 de abril el Banco de Previsión Social (BPS) recibió un total de 65.579 pedidos, según datos divulgados este viernes. De estas, 53.428 corresponden a suspensión temporal, 4.508 a despidos y 7.643 a reducción en horas o en días.

Desde mayo de 2003 en ningún mes el BPS superó las 16.000 solicitudes mensuales.

El subsidio por desempleo es un beneficio del BPS para los trabajadores que se quedan sin empleo contra su voluntad. Las cifras divulgadas por la institución son solicitudes, no beneficiarios.

Si se discrimina por sector de actividad, el que presentó un mayor número de solicitudes desde el 1° hasta el 28 de abril fue comercio por mayor y por menor con 13.912. Le siguen industria manufacturera con 12.598, y transporte y almacenamiento con 6.278.

Se debe tener en cuenta que en marzo el instituto previsional recibió 86.044 solicitudes y los certificados por enfermedad superaron los 105.000

El BPS también recepciona solicitudes vinculadas al régimen especial del subsidio por desempleo, creado a mitad de marzo para atender la situación provocada por el coronavirus. Desde el 1° de marzo hasta el 28 de abril el BPS recibió 35.844 pedidos. Del total, 23.505 corresponden a reducción de días, 12.238 a disminución de horas y 101 no tienen causal. 

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, afirmó el miércoles que “está en carpeta” la posibilidad de que este régimen pueda quedar permanente, sobre todo para las actividades que tienen un componente de zafralidad. Esto permitiría la reducción del horario del trabajador pero sin romper el vínculo laboral. Además, explicó que ha demostrado que “fue útil” para cierta parte de la población. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados