ENERGÍA

¿Por qué el nuevo gobierno planea apostar al desarrollo del gas?

El designado ministro de Industria, Energía y Minería Omar Paganini tiene ideas sobre ese combustible.

Omar Paganini, futuro ministro de Industria. Foto: Juan Manuel Ramos
Omar Paganini, futuro ministro de Industria. Foto: Juan Manuel Ramos

El gobierno electo quiere impulsar el uso del gas para la industria, un combustible más barato que el fuel oil.

El designado ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini dijo en entrevista con El País que “nos interesa mucho desarrollar el gas natural, sobretodo como energético industrial y también como energético disponible para la central de ciclo combinado (de UTE), que hoy está prendida y está quemando gasoil”.

Esta central actualmente está solo como respaldo (ante falta de lluvias y/o de vientos), por lo que se la compara a “un auto de lujo en el garaje”. Una posibilidad es que pueda exportar electricidad a Argentina y con el gas tiene un costo de generación que incluso es menor al de varios parques eólicos cuando se utiliza en ciclo cerrado (con una turbina que recupera el vapor generado por la centra y lo transforma en electricidad.

Para lograr estos desarrollos en la industria y en UTE, Paganini dijo que “se requiere tener un acceso fluido al sistema de gas argentino, porque es el camino por el que viene, y ese sistema esta en un proceso donde tenemos que entender para dónde va con el nuevo gobierno” de Alberto Fernández.

“Las señales que tenemos son bastante favorables, en el sentido que el gobierno (de Fernández) está interesado en mantener contratos de exportación y no en priorizar 100% el mercado local como fue antes”, explicó.

“De manera que es posible que se pueda generar un canal estable de exportación de gas desde Argentina, que nos permita usarlo para la central de ciclo combinado, para el mercado de gas en general y tal vez eso combinarlo con la exportación de electricidad hacia Argentina, lo que lo hace más atractivo para Argentina también. Porque no es lo mismo solo vendo, que vendo una cosa (gas) y compro otra (electricidad)”, agregó.

Uno de los problemas que ha tenido el mercado de gas uruguayo desde 2008, es que el suministro desde Argentina dejó de ser firme y pasó a ser interrumpible (se prioriza el mercado interno argentino). El fallido intento de contar con una planta regasificadora buscaba paliar eso.

Por otro lado, la falta de gas para la industria uruguaya y los costos del combustible también llevaron a que no se desarrollara la demanda y que el proyecto de MontevideoGas (que era propiedad de Petrobras) diera pérdidas, entre otros aspectos.

El Estado quedó con las acciones de MontevideoGas ante la salida de Petrobras del negocio. “Las tiene estructuradas en un fideicomiso que es el propietario de las acciones y la idea es ponerlas a la venta nuevamente”, señaló Paganini.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados