LEY DE URGENTE CONSIDERACIÓN

Oddone: cambios en inclusión financiera son “confusos” y “un poco provincianos”

El economista Gabriel Oddone analizó disposiciones incluidas en el anteproyecto de ley de urgente consideración vinculadas a la bancarización, la reforma previsional y la adopción de una regla fiscal.

Gabriel Oddone. Foto: Marcelo Bonjour
Gabriel Oddone. Foto: Marcelo Bonjour

El economista Gabriel Oddone, socio de CPA Ferrere, analizó algunas disposiciones del borrador de la ley de urgente consideración -que divulgó el gobierno electo y es analizado por la coalición multicolor- y se mostró “sorprendido” por las señales “confusas” y “un poco provincianas” que transmiten los cambios en la inclusión financiera.

También criticó el plazo fijado para comenzar el debate de la reforma de la seguridad social, compartió el espíritu de fortalecer las agencias reguladoras y realizó precisiones para la efectividad de la regla fiscal.

Entrevistado en Primera Mañana de radio El Espectador, Oddone dijo que “era esperable” en virtud del discurso de campaña que Luis Lacalle Pou “relajara algunos criterios” de la ley de inclusión financiera, pero “no deja de sorprenderme la mayor libertad para el uso de efectivo en las transacciones”.

Aparte de eliminar la obligatoriedad del pago de salario mediante medios electrónicos, en el borrador se plantea dejar sin efecto la imposibilidad de realizar transacciones mayores a US$ 4.700 con dinero físico.

“La tendencia global hacia el uso de medios de pago electrónico no se va a revertir por esta pausa desregulatoria”, sostuvo Oddone. Por otro lado, indicó que la aceptación de efectivo en transacciones de alto monto “será difícil que se materialice”, porque los bancos y estudios que intervienen deben cumplir con normas internacionales vinculadas a la lucha contra el lavado de activos. Por eso, opinó que se trata de “una señal un poco confusa en términos de hacia donde va el mundo”.

Seguridad social.

El proyecto propone crear una comisión de expertos en materia de seguridad social para que analicen una reforma del sistema. A fines de 2020 deberán presentar “un diagnostico preliminar” y antes de que culmine 2021 “un informe con recomendaciones”.

“Creo que es un error, el plazo (para presentar el informe) es demasiado largo. Uruguay requiere transmitir a los mercados internacionales, a las calificadoras y a la población que el problema fiscal está siendo atacado con firmeza, y eso requiere atacar la seguridad social y tener una agenda ambiciosa. Después los plazos pueden no ser esos por lo complejo del tema, pero si desde antes establezco el 2021 doy la señal que es posible que este período se vaya sin atacar el tema”, analizó el economista.

Por otra parte, Oddone dijo que la regla fiscal planteada -de doble condición, porque limita el crecimiento del gasto público en función del resultado fiscal ajustado por el ciclo económico- “requiere mucha madurez institucional” para que sea efectiva. Consideró clave que el Consejo Fiscal a crearse sea “independiente del sistema político” y “pueda controvertir” a las autoridades económicas, evitando que la regla sea “excesivamente violable”.

También opinó que las reformas planteadas en la gobernanza de las empresas públicas y el fortalecimiento de las agencias reguladoras son “expresiones de deseo” pero “deben trabajarse” tras la aprobación de la ley. Es que “Uruguay está lleno de marco legal vigente que después no se aplica. No por aprobar la ley todo va a funcionar de esa manera al otro día”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados