ANÁLISIS

¿Quiénes se beneficiaron más y quiénes menos de la no suba de combustibles?

La consultora Exante hizo un análisis de consumos de energéticos y su peso en la canasta de los hogares mediante el uso de datos del INE.

El combustible no aumentó, pese a la suba del petróleo que daba un ajuste de 18% promedio. Foto: Archivo El País
El combustible no aumentó, pese a la suba del petróleo que daba un ajuste de 18% promedio. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La semana pasada el gobierno anunció que no aumentaría el precio de los combustibles, pese a que la suba del precio del petróleo a nivel internacional y del dólar en Uruguay implicaban que había que ajustarlos un 18% en promedio.

Si bien los ministros de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche y de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini pensaban en trasladar algo del incremento del petróleo a precios del combustible (una suba menor a 10%), el presidente Luis Lacalle Pou les solicitó hacer un “esfuerzo” adicional, dijeron a El País fuentes del gobierno.

“Esto es un apoyo que el gobierno le da a todo el sector productivo, básicamente a las empresas pequeñas para que puedan pasar esta situación de pandemia, y a la ciudadanía en general”, manifestó Arbeleche en una videoconferencia de prensa.

¿Cuánto se sostendrá esta no suba de combustibles? Arbeleche dijo que la situación se va a monitorear mes a mes, mientras que Paganini dijo en el programa “Arriba gente” de canal 10 que “la pregunta será, en todo caso, si podemos aguantarlo uno o dos meses”.

Pero, ¿a quién benefició más esta no suba de combustibles?

La consultora Exante hizo un análisis de consumos de energéticos y su peso en la canasta de los hogares mediante el uso de los microdatos de la Encuesta de Gastos e Ingresos de los Hogares (Engih) del Instituto Nacional de Estadística, que se publicaron en 2020.

“Los combustibles tienen un peso de 4,5% en el gasto medio de los hogares. En términos más generales, al momento de la última Engih, los uruguayos destinábamos el 12,6% de nuestro gasto al consumo de los bienes y servicios públicos”, señaló Exante. Dentro de bienes y servicios públicos están electricidad, combustible, agua, potable, teléfono fijo y conexión a Internet.

“El peso relativo de esos consumos es mayor en el interior que en la capital, donde los hogares gastan más en otras familias de productos y servicios”, añadió.

Así, mientras en Montevideo los bienes y servicios públicos representan el 10,4% del gasto promedio de los hogares, en el Interior es el 14,7%. Específicamente en el caso de los combustibles, el peso en el consumo de los hogares montevideanos es de 3,7% y en los del Interior es 5,4%.

“Llevado a precios de 2021, el gasto promedio (hay hogares que gastan más y otros menos) en esa canasta de bienes y servicios públicos es de unos $ 6.800 por mes por hogar, de los cuales $ 2.400 por mes corresponden a combustibles”, indicó Exante.

“Esos consumos promedio esconden, por cierto, que no todos los hogares consumen todos los tipos de bienes y servicios públicos. Para los combustibles, en particular, la Engih recogió que el 57% de los hogares tenía gasto en nafta y el 8% en gasoil en el período de relevamiento”, explicó la consultora. En el 57% de los hogares que consumen nafta, el gasto promedio mensual a precios de 2021 es de $ 3.140 y en el 8% de los hogares que consumen gasoil, el gasto promedio mensual a precios de 2021 es de $ 2.750.

Exante señaló que “el peso relativo de los consumos de bienes y servicios públicos en el gasto de los hogares es mayor en los hogares de menores ingresos”. Así, del 12,6% en promedio que implica en el consumo, se pasa a 15,1% en el 20% de hogares de menores ingresos y 10,9% en el 20% de hogares de mayores ingresos.

“Sin embargo, en el caso particular de los combustibles, su participación en el presupuesto de las familias es creciente con el nivel de ingresos”, aclaró la consultora.

Mientras el peso de los combustibles en el consumo total de los hogares es en promedio de 4,5%, en el 20% de hogares de menores ingresos el peso es de 3,9% y en el 20% de hogares de mayores ingresos es de 4,9%.

Visto de otra forma, “el 41% del gasto total de los hogares en combustibles se concentra en el quintil (es decir el 20% de hogares) de mayores ingresos. Esa concentración es sensiblemente superior a la que se observa en los demás consumos de servicios públicos”, aseguró Exante. Por ejemplo, en electricidad, el 29% del gasto total de los hogares en ese rubro se concentra en el quintil de mayores ingreso. En agua ese guarismo es del 24% en el quintil de mayores ingresos.

“En particular, el quintil de mayores ingresos concentra el 46% del consumo de nafta de los hogares”, agregó la consultora. En el caso del 20% de hogares de menores ingresos, solo concentra el 5% del consumo de nafta.

En el supergas es más equilibrado: mientras el quintil superior de ingresos concentra el 21% del gasto en ese combustible, el quintil de menores ingresos es responsable del 17%.

Ante consultas sobre si no se estaba considerando el gasto de transporte público de los hogares de menores ingresos, el socio de Exante Pablo Rosselli respondió que “el consumo de nafta y gasoil de los hogares es parte del gasto de transporte”.

¿Quienes se beneficiaron más de la no suba de las naftas? Principalmente, el 20% de hogares de mayores ingresos.

La ministra de Economía y Finanzas había señalado que el costo para el Estado de no subir los combustibles era de unos US$ 60 millones (entre US$ 30 millones de pérdida de ingresos para Ancap y US$ 30 millones de pérdida de recaudación).

“La postergación del aumento del precio de la nafta es regresivo en términos de distribución del ingreso. En momentos de restricción fiscal, y con diversos sectores de población y actividades en dificultades, parecería haber mejores usos alternativos de esos recursos resignados”, afirmó el director de la División Transporte de la Intendencia de Montevideo, Gonzalo Márquez. La comuna subió en abril 9,5% el precio del boleto común.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados