REACCIÓN

Uruguay tras las elecciones argentinas: advierten impacto en turismo, comercio e inversiones

Tras conocerse el resultado de las elecciones primarias en Argentina, con el triunfo del kirchnerismo sobre el oficialismo de Macri, especialistas uruguayos alertan sobre posibles consecuencias negativas.

Pizarra de monedas extranjeras en un cambio en Buenos Aires. Foto: AFP
Se disparó ayer 17% en Argentina tras las elecciones internas; en Uruguay el aumento fue de 1,6% con intervención del BCU. Foto: AFP

Los resultados de las elecciones primarias en Argentina generaron ayer una turbulencia económica y política que complicó a los mercados del país vecino. A nivel local, el dólar también reaccionó. Según los analistas consultados por El País, si bien aún es pronto para sacar conclusiones respecto a qué puede ocurrir en Uruguay, un triunfo de Alberto Fernández sobre el presidente Mauricio Macri afectará el comercio, el turismo y las inversiones.

Pese a lo que preveían las encuestas, el resultado de las elecciones demostró que el kirchnerismo tiene grandes probabilidades de volver a retomar el poder en las próximas elecciones presidenciales de octubre, lo que provocó una importante reacción del mercado.

En Argentina el dólar a nivel interbancario cerró ayer a 53 pesos, lo que implicó un salto de 16,96%; mientras que en Uruguay abrió a $ 35,975, es decir 1,91% arriba del cierre del viernes y llegó a cotizar a $ 36. Esto llevó a el Banco Central (BCU) a vender US$ 106 millones para contener el avance de la divisa.

Para el economista y director ejecutivo del Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), Hernán Bonilla, los efectos sobre Uruguay van a hacerse sentir en materia cambiaria, comercial y turística. En cuanto al tipo de cambio, Bonilla estimó que habrá un incremento aunque explicó que será “significativamente menor al de Argentina” y cuyas presiones alcistas serán “compensadas parcialmente” por el BCU.

Asimismo, el economista mencionó que “es evidente que una devaluación” afectará a la temporada turística en Uruguay “ya que cae en el momento en que comienzan a procesarse el grueso de las reservas”.

Más allá de que no se esperen consecuencias en materia financiera para Uruguay, Bonilla explicó que en materia de inversiones “serán claves las definiciones de Alberto Fernández” puesto que recientes declaraciones sobre la posibilidad de no pagar intereses de algunos títulos “ambientaron el clima de desconfianza que se vive actualmente”.

La fuga de inversiones argentinas hacia Uruguay en el período kirchnerista liderado por Cristina Fernández (actual candidata a vicepresidenta) fue catalogada por Bonilla como uno de los “principales errores” de esa fuerza política. Al respecto dijo que ese punto será uno de los “factores claves para determinar la evolución económica” argentina en el mediano plazo.

Para el economista Aldo Lema, el freno de la reactivación en Argentina “implica la prolongación del estancamiento” de Uruguay al tiempo que “genera dudas sobre una recuperación en 2020”. Los efectos inmediatos -según Lema- se harán visibles en el alza del dólar, el turismo y las exportaciones de bienes.

A nivel de inversiones el economista cree que Uruguay podría “recibir algunos flujos, pero pequeños” porque Argentina está sufriendo un “fuerte aumento del costo de financiamiento, tanto en capital como en deuda, que golpeará las inversiones, interna y externamente”. Sumado a eso, Lema señaló que -en contraste con la década pasada- hubo salidas hacia Uruguay, y dijo que “esto se fundamentaba en buenos precios de materias primas, un entorno global muy favorable y condiciones más atractivas para invertir en nuestro país”.

Desde el sector exportador, la economista María Laura Rodríguez, responsable de la Asesoría Económica, Comunicación y Medio Ambiente de la Unión de Exportadores (UEU), manifestó que “si en Uruguay el dólar aumenta menos que en Argentina, como viene pasando en los últimos tiempos, se verá reflejado en menores exportaciones”, tanto de bienes como de servicios.

No obstante, Rodríguez explicó que las conclusiones “no pueden sacarse en un día” dado que “muchas veces la reacción inicial es desmedida” pero sostuvo que, de mantenerse esta situación, habrá una diferencia cambiaria mayor a la que ya existía, lo que “impactará en más dificultades para exportar debido a la pérdida de competitividad”.

Para Felipe Herrán, head of Sales & Trading de la financiera Puente, lo que ocurrió con el mercado cambiario en Uruguay “es un juego de expectativas” aunque destacó que el mensaje del BCU “es que el tipo de cambio no se va a ir más allá de lo que ellos quieren”.

Con una Argentina más barata en dólares “obviamente que la competitividad de Uruguay se ve golpeada”, señaló Herrán aunque explicó que “es solo el primer shock” y que por tanto “es aún muy pronto” para hacer un análisis más profundo.

Sin embargo, en relación a la llegada de inversores argentinos, Herrán mencionó que “puede haber cierto refugio en Uruguay” dado que lo que buscan son “políticas más previsibles y seguridad jurídica, aspectos en los que el país ha demostrado ser confiable”.

Quien discrepó sobre este punto fue el director del Departamento de Negocios Internacionales de la Universidad Católica, Ignacio Bartesaghi, quien manifestó que no espera beneficios por la corrida de inversiones hacia Uruguay si gana la fórmula Fernández-Fernández. “Es para mí una visión equivocada porque las condiciones en la actualidad son otras y ya no estamos en un boom de los commodities como antes”, explicó.

¿El Mercosur está en riesgo?

Más allá de la inestabilidad cambiaria, los resultados de las elecciones del pasado domingo en Argentina han generado preocupación en el sector comercial internacional. Sobre esto, Bartesaghi, dijo que la visión de los gobiernos kirchneristas sobre el libre comercio, el Mercosur, los organismos internacionales y potencias como Estados Unidos “es muy negativa”. Asimismo, señaló que “más allá de que Fernández puede matizar un poco algunas de sus posturas, la posibilidad de volver a un escenario de enfrentamiento está”. Según Barttesaghi eso debe sumarse a las diferencias que ese posible gobierno pueda tener con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y a cómo eso pueda llegar a afectar el Mercosur y al reciente acuerdo con la Unión Europea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)